Lydia Espina: «El objetivo es que ningún niño asturiano se quede sin plaza de 0 a 3 años»

ASTURIAS

La consejera de Educación, Lydia Espina
La consejera de Educación, Lydia Espina Tomás Mugueta

La consejera de Educación habla sobre la implantación de la nueva ley educativa en el curso que comienza este lunes

11 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El nuevo curso en Asturias arranca con novedades como un nuevo bachillerato, el despliegue de la nueva ley educativa en vigor y tras un accidentado proceso de exámenes con fallos en la publicación de las listas. De todo ello ha hablado al consejera Lydia Espina.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

-Se ha dado más margen a los centros para desplegar la nueva programación ¿es señal de flexibilidad o síntoma de que con la nueva ley es muy complejo?

-Lo que pretendemos flexibilizando los plazos es aligerar la carga burocrática de los docentes porque para nosotros es una prioridad ayudarlos y acompañarlos. La nueva ley educativa entró en vigor ya este mes de septiembre, ya está en marcha y creemos plenamente en ella. Pero cuando hay cambios normativos, y todos lo que lo hemos vivido lo sabemos, la burocracia implica un esfuerzo extra de todos. Ya se había puesto una fecha inicial flexible, el 14 de diciembre, más avanzado de lo habitual, y lo que hacemos ahora es darles más tiempo, para que vayan más holgados. Nos lo habían solicitado algunas direcciones y nos pareció oportuno acompañarlos. Esto no quiere decir que no tengan que programar lo que van a dar al principio del curso, por supuesto que sí. Los docentes, todos ellos saben que tienen que programar semanalmente, quincenalmente y saber lo que van a llevar a cabo. En la reunión comentamos que antes del 1 de diciembre deben estar publicados los criterios de calificación, deben estar en los centros, en los anuncios para informar al alumnado y a las familias en tiempo y forma. Esto se ha hecho para escuchar y para ayudar los centros, para que no estén ahogados y puedan hacer esa concreción de la mejor manera.

-Una novedad es el nuevo bachillerato general ¿espera que se extienda a más centros en Asturias?

-Estamos muy contentos con el Bachillerato General porque pensamos que se está implantando muy bien, se ofrece en 23 centros y lo que es hace es flexibilizarse y adaptarse a las necesidades de los alumnos, que se puedan coger contenidos y áreas de diferentes materias, porque no tengan todavía decidido qué van a realizar en el futuro; lo que hace es personalizar el aprendizaje. Este bachillerato permite escoger materias, hacer tu propio puzle. A medio plazo creo que va a ir sumando este bachillerato general y habrá más centros que se sumen porque hay muchos alumnos de la cuarto de la ESO que no tienen claro qué hacer y este bachillerato general puede ser una respuesta para ellos. Y hay que recordar que el bachillerato en sí ya ha ganado flexibilidad, se va a poder hacer en tres por parte de los alumnos que más lo necesitan, quienes tienen necesidades educativas especiales pero también los deportistas de alto rendimiento, o enseñanzas artísticas o musicales. Lo que la propia ley lleva en su espíritu es la personalización del aprendizaje. La individualización, el responder a las necesidades de todos y todas, independientemente de la etapa en la que esté y eso era muy importante llevarlo a cabo, queríamos que en Asturias llegara a los máximos centros posibles y está en todas las alas, en la toda la geografía del Principado. Y esperamos que se sumen más centros cada año.

-También hay novedades con el asturiano pero la falta de profesores es casi una tradición de comienzo de curso en los últimos años.

-Ya la primera convocatoria de interinos fue mayor de lo normal para sacar el mayor número de vacantes y en la nueva convocatoria también, gracias a los fondos europeos lo que queremos es tener el mayor número de plazas y vacantes y de sustituciones, para que no nos quede nadie atrás. El asturiano para nosotros es una prioridad, reforzarlo en general y ha ganado tres horas y el alumnado que lo escoja tendrá mejor formación. Para esta Consejería y este Gobierno es una prioridad todo lo que sea apoyar la lengua asturiana porque es parte de nuestra identidad y nuestra cultura.

-El proceso de los exámenes de los docentes estuvo marcado por dos episodios de errores en las listas ¿qué ocurrió y qué se ha hecho para que no vuelva a ocurrir?

-Aquel momento fue complicado para la consejería, el más duro desde que estoy aquí. Para que no vuelva a ocurrir lo que hemos hecho es solicitar una inspección general de servicios a Función Pública para analizar en qué hemos fallado y cómo podemos mejorar, en qué procedimientos deberíamos haber tenido quizá una doble comprobación. Vamos a trabajar con todas nuestras fuerzas para que este error no vuelva a suceder jamás, la directora general y todo el equipo están en ello. Además, nos ha llegado ya el refuerzo de personal tan importante para la dirección general, que implica que tenemos dos jefas de servicio más nuevas y dos jefas de sección más; todo este refuerzo sumado a un par de administrativos más que van a venir hace que el procedimiento vaya a estar muy revisado. Esperemos que no vuelva a ocurrir, en aquel momento pedí disculpas. El colectivo interino, el colectivo de los docentes que participa en una oposición es altamente sensible para nosotros, para toda la consejería, y intentamos tratarlo y cuidarlos de la mejor manera. El daño que nos hizo esto a nivel personal fue tremendo porque sabemos lo difícil que es, yo fui interina 13 años, preparé a opositores, sé perfectamente lo que es esto y lo durísimo que es. Visto en perspectiva creo que hemos sacado una última convocatoria de interinos mejor que otros años, con colectivos que antes no estaban, como los conservatorios que era una reivindicación histórica.

-Hablando de los más pequeños. La escuela de 0 a 3 es una preocupación importante, siempre aparece en las negociaciones presupuestarias, y es un factor contra la despoblación ¿qué planes tiene en esta materia?

-La etapa de infantil deberíamos abordarla con una doble perspectiva: en la inmediatez, ahora tenemos una convocatoria de fondos europeos muy potente, son 13 millones de euros a gastar entre este año el que viene y el siguiente. Nuestro objetivo es que la mayor parte de los ayuntamientos se sumen a ella, los que tienen listas de espera, el objetivo es que ningún niño asturiano se quede sin plaza, es el objetivo y ahora tenemos los fondos. Estos fondos te cubren todo, la obra, la obra nueva, la rehabilitación, el ayuntamiento interesado lo que le pedimos que haga es buscar un espacio y nosotros a partir de ahí lo acompañamos. Nos reunimos con la federación de concejos en su momento, tenemos un equipo preparado para ayudar en todo lo que necesiten. En Asturias ya tenemos un 60% de niños y niñas que no pagan nada y un 80% que tienen algún tipo de descuento en lo que son las tasas. La base más importante es esa inmediatez, así que animo a lo ayuntamientos que no hayan participado en esta convocatoria a sumarse y bajar las listas de espera. La otra perspectiva a medio plazo es pensar cómo mejoramos nuestro 0 a 3 para llegar a todos y todas, sabemos que hay una reivindicación de que tengamos una competencia directa desde aquí, desde la consejería de Educación. Nuestro servicio lo está estudiando, lo está estudiando desde hace tiempo y medio plazo tendremos que sentarnos y estudiarlo. Pero a medio plazo, porque es algo muy complejo, no es un tema de colores, sino de gestión, de competencia y de derechos laborales de los trabajadores en los ayuntamientos. Porque cada uno tiene su propia idiosincrasia y derechos adquiridos y tenemos que conjugarlo entre todos con el objetivo común de que el camino es hacia ahí, el gobierno lo sabe y trabajaremos en ello desde distintas consejerías. Porque afecta a Educación, pero también a función pública, a Hacienda y entre todos en el futuro veremos cómo le damos respuesta.

-El objetivo es llegar a todos los niños.

-Es lo que queremos, ahora queremos llegar a todas las alas, que no están todas. Es algo en lo que estamos trabajando, nos comprometemos a ellos y es algo que estoy segura que a medio plazo se conseguirá. Ahora, en este momento, es muy importante y quiere subrayarlo, que los ayuntamientos se animen y sumen porque si tienen listas de espera nosotros estamos encantados de ayudarles a que se reduzca, hay una convocatoria es febrero y esperemos que se sumen más a los 18 que ya hay ahora.

-Es probable que sea una herramienta contra la despoblación que se padece en Asturias y que tiene su impacto en la escuela, por la pérdida de alumnos que conlleva el cierre de unidades ¿cómo se repartirá entre la pública y la concertada?

-Este mismo lunes daremos las cifras concretas del alumnado pero en líneas generales puedo decir que hay un ligero descenso en Infantil y en Primaria pero se compensa por así decirlo con aumento en secundaria y bachillerato porque hubo en su momento una subida de la natalidad. En los colegios rurales agrupados los números se mantienen y eso creo que es porque vamos en la buena dirección, hay una apuesta ya muy importante con el propio Reto Demográfico de asentar el alumnado y por eso mantenemos colegios con cuatro alumnos, incluso con tres. Respecto a las dos redes, la pública y la concertada, los datos que tenemos nos hablan de que es un descenso paralelo. El gobierno asturiano tiene una apuesta clara por la educación pública y siempre decimos que la concertada complementa. Pero el objetivo es común en la educación asturiana, llegar a todos y a todas.   

-Un tema que provoca controversia es el de la repetición, cada más expertos considera que no es una buena medida para los alumnos y, sin embargo, hay una corriente en la opinión pública que considera que suprimirla va contra el esfuerzo o el mérito.

-Todavía salía de forma reciente un estudio de Save the children que es demoledor en este sentido, que afirma con total rotundidad y claridad que la repetición no es positiva para el alumnado y que España se encuentra en este punto en los últimos niveles. Es por eso que en la nueva ley educativa se reflexiona sobre eso y se dice que la decisión de repetir se tiene que medir muy mucho porque no está claro el beneficio que tiene. Puede haber casos muy concretos y puntuales, muy claros, en los que la repetición ayuda al alumno; pero tenemos que utilizar las medidas de atención a la diversidad, los profesionales que tenemos. Un alumnos que suspenda tres áreas no nos ayuda en nada que repita si se queda igual, pero sí pasa y recibe apoyo en esas materias va a poder superarlas y además con sus iguales, que es muy importante porque la educación emocional es fundamental, en la etapa de infantil y también en la adolescencia. Está demostrado que la repetición, en la mayoría de los casos, no es exitosa. Hay el mantra de que la alternativa es contraria a la cultura del esfuerzo, pero nada más fuera de la realidad, es inclusiva y absolutamente realista. Por repetir el alumno no va a mejorar por sí solo, necesita algo más, una atención más especializada, actividades complementarias, un refuerzo que le ayude a superar sus dificultades. La repetición debe tomarse como una medida excepcional y antes hay que aplicar todo el banco de medidas que tenemos a nuestra disposición. Los docentes son lo que saben perfectamente quién puede pasar de curso y superar los objetivos, por eso hay una evaluación colegiada; la repetición debe verse sólo cuando no es positivo que pase el alumno.

-Parecía una cosa de décadas pasadas pero en este legislatura se ha hecho casus belli en el debate político de la educación sexual, también en Asturias.

-Las materias de igualdad y educación sexual llevan ya tiempo en Asturias integradas en el propio sistema educativo, pero es cierto también que en la nueva ley se introduce de forma transversal, en todos los currículos de prácticamente todas las áreas, que sea parte natural de la educación de los alumnos, es que no puede ser de otra manera: cualquier materia debe enseñarse desde un punto de vista coeducativo que es tratarnos de la misma forma a todos y a todas. Y la educación sexual también tiene que verse de forma natural para que además haya una prevención de muchas problemas que luego surgen en la adolescencia y la edad adulta. Estamos hablando de que tenemos en nuestras manos el futuro de la sociedad y el pilar de esta ley considerar que todos somos iguales y que hay un sistema equitativo para todos. Aunque sea un derecho adquirido por la sociedad, si no reforzamos esto en la educación tenemos un fallo y nosotros lo que queremos es ir por delante y ser una comunidad autónoma que pueda presumir de que forja a su alumnado con unos principios de equidad.

-Hay un fenómeno nuevo, que preocupa a los padres, del que ya se han registrado casos en Asturias y es el ciberacoso ¿tiene Asturias un protocolo para el nuevo curso?

-Es cierto que de cara a este curso ya hemos lanzado una serie de medidas para prevenirlo. En Asturias tenemos un protocolo contra el acoso escolar potente y asentado, que lleva tiempo y que incluso otras comunidades lo toman como modelo porque ha funcionado bastante bien. Pero sí es cierto que con el paso del tiempo necesitábamos actualizar el ciberacoso y se va hacer a lo largo del mes de octubre, en reuniones con las direcciones de lo centros en pequeños grupos de trabajo. Se trata de darles herramientas para que, en el momento en que vean cualquier atisbo, cualquier indicio o señal de acoso se pueda activar y arrancar el protocolo. También se va a actualizar para prevenir específicamente acoso al colectivo LGTBI. Siempre decimos a los centros que es muy importante que se active siempre, y que vale más desactivarlo después porque no haya habido nada importante, que dejarlo pasar esperando que haya más indicios.