La borrasca extratropical Danielle deja una sorpresa en Asturias

Juan M. Arribas

ASTURIAS

Los restos del huracán Danielle afectan a Galicia en forma de borrasca extratropical
Los restos del huracán Danielle afectan a Galicia en forma de borrasca extratropical Windy

El antiguo huracán está ya cerca de tocar la Península Ibérica

12 sep 2022 . Actualizado a las 20:04 h.

En las dos últimas semanas el Atlántico ha despertado temporalmente de su inquietante letargo. Y el fenómeno atmosférico que se ha formado ha sido de lo más atípico. Un huracán bautizado como Danielle que nació al oeste de las Azores, más al norte de lo normal, y cuya trayectoria enloqueció a los modelos de predicción. El huracán ya se aproxima a la Península y se ha transformado en una borrasca. Ya ha levantado las alarmas en Galicia, por donde penetrará. ¿Cómo va a afectar a Asturias? Pues solo con lluvias leves el martes y más intensas el miércoles y con una sorpresa y un fenómeno peculiar: una subida de temperaturas, con máximas por encima de lo normal en esta primera quincena de septiembre. Avilés llegará a los 30 grados.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Aemet prevé para este martes, día 13 de septiembre un cielo nuboso, con  chubascos y tormentas ocasionales, principalmente por la tarde, que serán menos probables e intensas en el tercio oriental y que podrían ser localmente fuertes en el oeste. Y las temperaturas: Oviedo registrará una mínima de 20 grados y una máxima de 27; en Gijón se oscilará entre la mínima de 21 y la máxima de 29, y Avilés entre una mínima de 20 y una máxima de 30. Termómetros por encima de lo común. El miércoles las máximas de las tres ciudades llegarán a los 27 grados, temperaturas netamente veraniegas.  

Durante su vida como ciclón tropical primero y huracán de categoría 1 después se ha movido lentamente e incluso ha orbitado alrededor de un sistema de bajas presiones que se cruzó en su camino, protagonizando lo que se conoce como efecto Fujiwhara, en honor del meteorólogo japonés que describió por primera vez en 1921 el baile dos vórtices ciclónicos. Justo después de ese giro, alrededor del 7 de septiembre, empezó a poner rumbo a la Península, cuando prácticamente ya se había descartado esa posibilidad.

Durante los últimos días se ha encontrado con condiciones muy hostiles para mantener su condición de huracán y experimentó una transición extratropical, un proceso a partir del cual se transformó en una borrasca de toda la vida.