Aitana Castaño: «A las cuencas mineras no nos define la corrupción de 4 ni el silencio de 1.000»

Carmen Liedo REDACCION

ASTURIAS

Aitana Castaño, con su nuevo libro
Aitana Castaño, con su nuevo libro

La periodista sacará al mercado en unos días «Rastros de ceniza», una novela negra en la que ficciona las ambiciones en torno a los fondos mineros

22 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La periodista Aitana Castaño (Langreo, 1980) sacará al mercado en unos días Rastros de ceniza, «una novela negra» que la autora define así por su vinculación con el carbón y porque ficciona episodios de corrupción y ambición que forman parte de la historia reciente de las comarcas mineras. Con este libro completa la trilogía que comenzó en 2018 con la publicación de Los niños de humo y, dos años después, de Carboneras, aunque si bien las dos primeras obras eran relatos que hacían memoria, la que está a punto de ver la luz conjuga sus vivencias en la época de vacas gordas que fueron para los territorios mineros los años de abundancia de fondos mineros, con la reivindicación de la bonhomía del ciudadano de a pie y la memoria histórica.

-En unos días saldrá a la venta «Rastros de ceniza», ¿cuáles son los ingredientes de este nuevo libro que vas a publicar?

-Hay un poco de todo. A mi me gusta decir que es novela negra, sobre todo, porque tiene carbón, pero es verdad que hay un asesinado, un poco de mafia, mucho memoria histórica y también un poco de la reivindicación de que la historia de las cuencas mineras no la escribieron sólo nombres propios con mayúsculas. Es un poco lo que pasaba en Carboneras, y es que la historia de las cuencas mineras la escribe la gente de a pie. Otra cosa es que en los periódicos o en los libros de historia sólo parezca que son cuatro nombres propios. Entonces hay memoria y hay reivindicación de la bonhomía del ciudadano de a pie y de cómo ese ciudadano de a pie también escribe la historia de este territorio.