Barbón reclama a Arcelor que cumpla con sus compromisos y descarta que el problema sea el coste de la energía

La Voz

ASTURIAS

 El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón Paco Paredes | EFE

Recuerda que España tuvo los precios más baratos de Europa gracias a la excepcionalidad ibérica y que existe un estatuto electrointensivo

19 ene 2024 . Actualizado a las 16:48 h.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha reclamado hoy a la multinacional siderúrgica ArcelorMittal que cumpla con todos los compromisos adquiridos para la descarbonización de sus plantas asturianas y ha mostrado sus dudas de que la decisión de congelar el proyecto de sustitución de un alto horno de Gijón por una planta de reducción directa de mineral de hierro (DRI) esté relacionada con el coste de la energía.

«No creo que ese sea el problema, creo que obedece a otras lógicas empresariales», ha señalado Barbón a los periodistas tras presidir en Coaña el habitual Consejo de Gobierno de los viernes.

Sobre esta cuestión, ha incidido en que España tuvo los precios de la energía más baratos de Europa gracias a la excepcionalidad ibérica, que existe un estatuto electrointensivo y que las empresas tienen la posibilidad de cerrar acuerdos con el mismo fin.

Barbón ha asegurado que se encuentra en «comunicación permanente» con Presidencia del Gobierno, Ministerio de Industria y ArcelorMittal y que espera que finalmente haya una solución positiva y que la multinacional ejecute pronto el plan de descarbonización que aceptó con la incorporación de ayudas millonarias y para cuyo desarrollo ya cuentan con las autorizaciones ambientales.

«Estamos hablando de que la mayor ayuda para la descarbonización es para Arcelor, 450 millones de euros más lo que aporta el Principado», ha recordado el jefe del Ejecutivo autonómico, que ha insistido en trasladar la exigencia a la empresa para que ceda de su postura actual y se ejecute el proyecto «para garantizar su transformación y viabilidad o sino ya hablaremos de otras cosas».

Para Barbón, ArcelorMittal «tiene que tener compromiso con el territorio y transformar el compromiso adquirido», algo en lo que a través de una «diplomacia discreta» y con discreción está trabajando el Ministerio de Industria y que, según ha señalado, parece que no va a afectar a los proyectos de hidrógeno verde proyectados en la comunidad.

ArcelorMittal ya cuenta con el informe ambiental favorable para poder levantar la planta de reducción directa del mineral de hierro en la factoría de Veriña, instalación que completaría el plan descarbonizador de la factoría gijonesa, junto al horno híbrido de arco eléctrico que sustituiría a la acería de la planta, informa Efe.