Avilés recupera el proyecto de la perrera

El Ayuntamiento vuelve a buscar una ubicación al tiempo que protectoras y vecinos intensifican su reclamación


Avilés

El debate sobre el albergue de animales de Avilés vuelve a estar encima de la mesa. El Ayuntamiento ha recuperado la búsqueda de una ubicación en la que construir las instalaciones que dieran cobijo a los animales abandonados que se encuentran en la municipio mientras que cada vez se escuchan más alto las voces que urgen al consistorio, y también a los más cercanos, que cumplan con la ley y tengan un servicio de recogida de animales. Eso mismo reclama una petición que hace menos de un mes se subió a la plataforma change.org y de momento lleva cerca de 7.000 firmas. En lo que administración local, vecinos y protectoras de animales coinciden es en la necesidad de que exista un albergue, algo que se viene debatiendo desde hace más de 20 años. La situación es más acuciante en los últimos tiempos, dado que sin servicio de recogida de animales callejeros es la Policía Local quien se tiene que encargar de contactar con alguna protectora que pueda hacerse cargo de los animales que se encuentran por la calle.

«El problema es encontrar un espacio en el que ubicar el albergue, porque desde hace años tenemos una partida reservada para tal fin en el presupuesto», asegura el concejal de Servicios Urbanos, Miguel Ángel García Balbuena. En el caso de Avilés se da la circunstancia de que no hay, físicamente, espacio ninguno en que pudiera instalarse un albergue de animales. Ha de ser un suelo no urbanizable, de interés agrícola o ganadero, de no menos de 2.000 metros y que esté a cierta distancia de viviendas para que no puedan verse molestados los vecinos por la actividad de la perrera. Esto es lo que hizo que desde hace años se venga intentando la fórmula de un albergue comarcal, de forma que cubriera las necesidades de Avilés pero se ubicase en otro municipio que tuviera suficiente espacio. A pesar de existir conversaciones entre los municipios cercanos y encontrar diversas localizaciones posibles ninguna de las propuestas llega a convertirse en realidad. Balbuena asegura que incluso los grupos de la oposición de Avilés, quienes han reclamado la creación del albergue por activa y por pasiva en multitud de ocasiones, «han aportado ideas y lugares que hemos mirado pero luego vimos que no eran sitios idóneos». Ahora siguen buscando un sitio y reconocen que les daría igual que fuera dentro o fuera del municipio, que lo que quieren es resolver el problema. El edil afirma que «no es que no haya voluntad política, sino que hay que encontrar el espacio».

Diferente opinión tiene Alejandra Mier, de la Fundación Protectora de Animales de Asturias, quien recrimina a los ayuntamientos del entorno de Avilés de «jugar a que yo pago pero que se haga en el concejo de al lado». No entiende cómo puede ser posible que consistorios como los de Carreño, Corvera o Avilés, todos ellos gobernados por el PSOE, no encuentren un lugar en el que ubicar una perrera que fuera de ámbito supramunicipal. A ellos se unirían también los de Castrillón, Illas y Gozón, que se encuentran en la misma situación. «Hay muchos modelos para hacer cumplir la ley, desde un centro gestionado por personal municipal, sacarlo a concurso o contratar a una protectora, pero lo que no se puede hacer es no hacer nada», explica. Ellos mismos tuvieron una propuesta para crear un albergue en Carreño, en un terreno de su propiedad, pero la propuesta no salió adelante «por culpa del equipo de gobierno».

Obligatorio por ley

La ley obliga a todos los ayuntamientos a gestionar el servicio de recogida de animales callejeros y, en el caso de Avilés, al superar los 50.000 habitantes, a tener unas instalaciones propias. Mier reconoce que son varios los consistorios asturianos que no cumplen con la normativa, pero «lo de esta zona es especialmente doloroso porque son ayuntamientos muy grandes». A la vista de que sus demandas no eran atendidas desde la  Fundación Protectora de Animales de Asturias acudieron al Principado dando a conocer la situación, aunque no fue hasta después de que intermediara el Defensor del Pueblo que desde la administración autonómica les indicaron que «no tiene potestad para denunciar a los ayuntamientos», explica Mier. La protectora no cree que sea así y busca que el Principado llame a los consistorios que carecen de servicio de recogida de animales «y les diga que tienen que arreglarlo». Una forma de darle visibilidad al asunto será con la celebración de una gran manifestación el próximo jueves en la plaza de España de Avilés y que durará toda la mañana. Se hace coincidiendo con la celebración del pleno en el ayuntamiento y está previsto que comience a las 9.45 horas y finalice en torno a las dos de la tarde.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Avilés recupera el proyecto de la perrera