La Guardia Civil detiene al agresor del sargento de Cancienes

Los agentes han tenido que derribar la puerta del piso en el que se encontraba. El arrestado tenía pendientes 16 órdenes de detención


Redacción

Agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón han detenido al presunto agresor del sargento de la localidad de Cancienes, el pasado 24 de abril, mientras participaba en una intervención. El arresto, acusado de un delito de atentado a agente de la autoridad, un delito de robo con fuerza y contaba con un total de 16 órdenes judiciales de detención. La Guardia Civil montó un amplio dispositivo y tuvo que tirar la puerta del piso en el que se escondía ante su negativa a colaborar.

Los antecedentes 

Pasaban pocos minutos de las dos de la tarde del 24 de abril cuando el Sargento mencionado regresaba a su domicilio en su vehículo particular tras finalizar su jornada laboral. A escasos 100 metros del inicio de la marcha, vio a un joven al que conocía y al que le constaban numerosos señalamientos de búsqueda y detención en vigor. Tras poner este hecho inmediatamente en conocimiento de las patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil más cercanas, decidió realizar un discreto seguimiento, mientras llegaban los refuerzos, ya que temía que se volviera a fugar. El sospechoso se desplazaba en esos momentos en autobús.

Cuando ese autobús llegó a la localidad de Los Campos, y ante la posibilidad de una nueva huida, el sargento decidió actuar y detenerlo. El sospechoso se encontraba todavía dentro del vehículo acompañado de dos personas más. La reacción cuando avistó al agente fue, en principio, de resistencia activa. Pero en cuanto pudo se lanzó contra el agente, forcejearon y recibió ayuda de sus acompañantes. La agresión le permitió escapar. 

Detenciones

El 8 de mayo, la Guardia Civil localizó y detuvo a uno de los acompañantes, acusado también de un supuesto delito de atentado a agente de la autoridad. Esta persona resultó ser D.G.M., de 35 años y vecino de Corvera de Asturias.

Tras pasar más de dos meses escondido y evadido a la acción de la justicia, hoy, la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón estableció un dispositivo especial para la detención del principal acusado. Había indicios de que se hallaba en un piso del municipio. En dicho operativo participaron agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia, que tras asegurar el perímetro del domicilio necesitaron tirar la puerta, ante la negativa a colaborar con los agentes.

 Al detenido, J.B.B., de 30 años y vecino de Corvera de Asturias, se le imputa un delito de atentado a agente de la autoridad, un robo con fuerza ocurrido en junio del año 2017 en un bar de la localidad de Los Campos de Corvera, donde tras romper uno de los cristales del establecimiento se llevaron un total de 1.200 euros de la recaudación de las máquinas recreativas. A estos dos delitos se une el hecho de hallarse reclamado por diversos Juzgados Asturianos, constándole un total de 16 señalamientos interesando su detención y uno de ellos el ingreso en prisión, todos ellos por delitos contra el patrimonio.  El detenido ya ha pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia en Instrucción número 7 de Avilés.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

La Guardia Civil detiene al agresor del sargento de Cancienes