124 perros ya tienen hogar tras el desalojo de la perrera ilegal de Avilés

Las seis protectoras asturianas implicadas en el rescate aún buscan realojar a 30 de los 154 canes encontrados en las instalaciones clausuradas el 5 de julio en el barrio de La Luz

Perros que aún esperan hogar en la perrera ilegal de La Luz.
Perros que aún esperan hogar en la perrera ilegal de La Luz.

Redacción

Benny tiene 12 años, pelo ralo de color canela que le tiene que crecer en el lomo y el rabo, en donde la piel también tiene que ir mejorando, y se está acostumbrando poco a poco a que le pongan correa para salir a pasear a la calle. Nunca se la habían puesto en su vida. Benny, que ahora vive en una casa de acogida en Gijón, es uno de los 154 perros que se encontraban en la perrera ilegal del barrio avilesino de La Luz, que fue desalojada el pasado 5 de julio en cumplimiento de la resolución con la que la Fiscalía dictaminaba en mayo de 2017 que los animales no estaban en las condiciones de bienestar a las que obliga la ley de protección animal y que no podían seguir así. El balance de esta intervención, a menos de un mes de que tuviera lugar, es positivo: solo quedan 30 perros sin realojar

El resto, pese a que este viernes aún quedaban 46 en las instalaciones de La Luz, ya han sido adoptados, acogidos, están a la espera de una nueva vida fuera de ese lugar o serán realojados muy pronto. El 5 de agosto, por ejemplo, ocho perros se irán al Santuario Candela de Sevilla. Varios también están a la espera del viaje que les llevará con adoptantes de Holanda, Suiza, Inglaterra y Alemania.

Junto a los 154 perros, también se encontró un único gato que se encuentra en el albergue de El Perro Feliz de la Fundación Protectora de Animales del Principado de Asturias, desde donde partió en marzo de 2017 la denuncia contra esta perrera clandestina que llevaba al menos 15 años funcionando y que ya tenía denuncias desde 2005

Perros que aún esperan hogar en la perrera ilegal de La Luz.
Perros que aún esperan hogar en la perrera ilegal de La Luz.

El perro más viejo tiene 16 años

El inquilino más viejo, al que le han calculado 16 años, se llama Jorge, no tiene ojos y está en acogida preadopción en Morcín. La hembra más vieja se llama Caty y tiene 14 años. Y la más joven nació cinco días antes del desalojo y, del 6 al 7 de julio, una perra parió cuatro cachorros que están a cargo de Espertar Animal, una protectora de Siero que junto a la Fundación Protectora de Animales del Principado y otras nueve entidades que velan por el bienestar animal han hecho posible que las adopciones y las acogidas vayan a muy buen ritmo

De Asturias son otras cuatro protectoras: Alma Animal, la Protectora de Animales del Occidente Astur, Una y mil huellas y Adoptastur. Otras dos son de Cantabria, dos más de León y la de Sevilla. «También se ha puesto en contacto una protectora de Madrid», explica Alejandra Mier, de la Protectora del Principado, que atribuye a dos claves la consecución de un desalojo que, pese a que había sido resuelto por la Fiscalía, aún tardó un año en materializarse: «Insistimos mucho en el ayuntamiento y la consejería para que la resolución no quedase en saco roto y, además, nos ofrecimos a atenderlos in situ y a buscar protectoras y soluciones. Eso ha ayudado: ser pesados al insistir durante un año y en asumir a los perros». 

En intervenciones de este tipo, y sobre todo con tal magnitud de perros, sería inasumible por parte de un albergue municipal de animales -que en todo caso Avilés no tiene- acoger de golpe a 150 nuevos inquilinos y, por ello, son las protectoras las que se encargan de facilitar la labor de realojo. Mier recuerda, además, que en Asturias aún no existe un listado de los centros o albergues a los que cada uno de los 78 concejos asturianos llevan a los animales abandonados en cumplimiento de la ley asturiana de tenencia, protección y derechos de los animales. 

Perros que aún esperan hogar en la perrera ilegal de La Luz
Perros que aún esperan hogar en la perrera ilegal de La Luz

El Defensor del Pueblo sigue a la espera del listado de albergues en los 78 concejos

Y, de hecho, el Defensor del Pueblo sigue sin recibir respuesta de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales sobre ello y sobre el desarrollo de esa ley que entraba en vigor en 2002, tal y como se lo comunicaba esta misma semana a la Protectora de Animales del Principado, que recurrió a este organismo estatal en 2015 para saber a qué atenerse cuando un animal aparece abandonado en cualquier concejo asturiano.«Ya hay unos cuantos concejos que tienen contratadas cosas y el listado ha mejorado», reconoce Mier, en referencia a las exigencias que el Defensor del Pueblo le lleva haciendo a la consejería desde entonces, cuando en principio solo ocho concejos tenían lugares a los que llevar a los animales abandonados. 

Numerosos problemas de salud y cadáveres en La Luz

Volviendo a la perrera de La Luz, la mitad de los perros que ocupaban las instalaciones habían nacido en ellas. Y prácticamente todos tenían problemas de diverso tipo. «Problemas de ojos, oídos, hernias, dos tercios tenían problemas traumatológicos y de piel muchos, sobre todo por pulgas», indica Mier, que asume que hacerse cargo de 150 animales es una labor ingente física y económicamente para un particular, como fue el caso de esta perrera, que no es la única ilegal que existe en Asturias. En las instalaciones también se encontraron cadáveres de perros en diferentes estados de descomposición, desde un esqueleto hasta piel y pellejo y cuerpos hinchados por ser su muerte más reciente

Además, algunos perros tenían microchip y, en los casos en los que se pudo contactar con los propietarios, estos reconocieron que los habían llevado a las instalaciones de La Luz. Mier explica que el Ayuntamiento de Avilés, que precisamente acaba de sacar a concurso la recogida de animales abandonados en el concejo, se ha comprometido a asumir parte del gasto de la implantación de microchips y de las vacunas de los 155 animales. 

Asimismo, el ayuntamiento había dado en marzo de este año dos meses a la propiedad de la finca en la que se ubicaba la perrera ilegal para proceder al derribo de las instalaciones y, desde mayo, tenía que ejecutar la orden subsidiariamente. Ahora, con la intervención de desalojo, se esperará a que salga el último perro de las instalaciones para proceder al derribo. De momento, quedan 30 por encontrar hogar de adopción o acogida

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

124 perros ya tienen hogar tras el desalojo de la perrera ilegal de Avilés