Intervenido un alijo de holoturias secas que iba a acabar en un restaurante chino de Avilés

El pepino de mar se encontraba en cajas y han sido detenidos cuatro ciudadanos chinos

Un pepino de mar, un manjar en China
Un pepino de mar, un manjar en China

El Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil ha intervenido en un restaurante chino de Cádiz 340 kilos de holoturias secas, un equidermo protegido y cuyo precio y pesca se ha disparado porque en el país asiático se le atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas.

Esos 340 kilos suponen más de 18.000 unidades de holoturias, que, en su estado natural, antes del proceso de secado, habrían tenido un peso de 3.400 kilos, han informado Efe fuentes de la investigación

En la operación han sido intervenidos también 293 caballitos de mar, especie también protegida, según adelanta este miércoles el Diario de Cádiz.

Cuatro ciudadanos chinos, responsables del restaurante en el que ha sido incautada esta mercancía, han sido investigados en las diligencias abiertas por la Guardia Civil sobre este caso.

Las holoturias secas estaban en cajas, preparadas para sus envíos a establecimientos chinos de Avilés, Fuenlabrada (Madrid), Soria e, incluso, una ciudad italiana.

Las holoturias, conocidas popularmente como pepino de mar o carajo, habitan en aguas andaluzas, especialmente de Cádiz, y tienen un importante papel en el reciclado de nutrientes y en la oxigenación del sedimento de los fondos marinos, por lo que es una especie protegida.

Su pesca, en un limbo legal en algunos sitios y prohibida en otros, se ha disparado por los enormes precios que alcanza especialmente en el mercado asiático, donde se le atribuyen propiedades vigorizantes.

Comentarios

Intervenido un alijo de holoturias secas que iba a acabar en un restaurante chino de Avilés