Juicio por agresión sexual: la defensa esgrime que la joven sigue siendo virgen

La mujer agredida relata la presunta agresión de su primo ante el juez y y el acusado sostiene que mantenía una relación de «novios»

Audiencia Provincial de Oviedo
Audiencia Provincial de Oviedo

El acusado de agredir sexualmente a su prima de 14 años en Avilés, que afronta una petición de pena de 14 años de prisión por parte de la Fiscalía, ha asegurado este martes que «ni engañó, ni violó» a la menor con la que mantuvo una relación «de novios», ha explicado su abogado defensor. La Fiscalía ha mantenido su petición de 14 años de cárcel y siete años de libertad vigilada para B.M., de 20 años, por un delito de agresión sexual durante el juicio que se ha celebrado este martes a puerta cerrada ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo. El abogado defensor, Iván Solano, ha solicitado la libre absolución al apoyarse en un informe del médico forense que ratifica que la joven, que ahora tiene 16 años, sigue siendo virgen, ha señalado.

Los hechos ocurrieron el 16 de noviembre de 2018, cuando B.M. concertó una cita con su prima, que entonces tenía 14 años, para conocerse, ya que según ha explicado el propio acusado al término de la vista «sólo se conocían de alguna boda o evento gitano» donde ambos habían coincidido. Los dos jóvenes se citaron en la estación de ferrocarril de Villalegre, en Avilés, donde pasaron unas horas en compañía de otros chicos hasta que quedaron solos y, según la versión de la Fiscalía, el procesado le pidió a la menor que le acompañara hasta un lugar apartado donde comenzó a realizarle tocamientos.

Según el relato fiscal, la chica le rogó a su primo que «parara» pero el acusado hizo caso omiso a su petición y «de forma violenta» la agredió sexualmente. Sin embargo, según la versión del acusado, nunca fue a la finca, ubicada en el barrio de La Luz en Avilés, para «violarla o engañarla» y tras mantener «una relación de novios» ella abandonó el lugar «tranquila».

Media docena de testigos han prestado declaración en la vista, entre otros, un médico forense que examinó a la víctima y confirmó que tenía «el himen intacto» y no presentaba lesiones de ningún tipo. La menor, sin embargo, ha mantenido que el acusado «la intentó agredir vaginal y analmente» cuando ella le rogó que no siguiera la relación sexual, informa EFE.

La denuncia había partido del centro de salud al que la víctima acudió tras el encuentro con su primo para solicitar la «píldora del día después» y los facultativos informaron de los hechos a la Guardia Civil. La Fiscalía ha solicitado que se imponga al acusado una orden de alejamiento a menos de 500 metros de la víctima, a su lugar de residencia, trabajo y cualquier otro donde se encuentre y la prohibición de comunicarse con ella durante 15 años. Además, en concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal ha interesado el pago de una indemnización a la menor de 12.000 euros en concepto de daños morales.

Una niña de 14 años denuncia a su primo por una agresión sexual

Audiencia Provincial de Oviedo
Audiencia Provincial de Oviedo

El acusado, que había quedado con la menor para conocerla, se enfrenta a 14 años de prisión

La Fiscalía solicita 14 años de prisión, libertad vigilada y alejamiento para un procesado que será juzgado el próximo 16 de junio en la Audiencia Provincial acusado de agredir sexualmente a su prima de 14 años en Avilés.

El Ministerio Fiscal sostiene que el 16 de noviembre de 2018 el procesado concertó una cita con su prima para conocerse, en la estación de ferrocarril de Villalegre de Avilés, donde pasaron unas horas en compañía de otros chicos. Según el escrito de calificación provisional, en un momento dado, ambos se quedaron solos y el procesado le pidió a la menor que le acompañara hasta un lugar apartado, donde comenzó a realizarle tocamientos. La chica le rogó a su primo que «parara», relata la Fiscalía, pero, a pesar de su petición, el acusado «de forma violenta» la agredió sexualmente.

Seguir leyendo

Comentarios

Juicio por agresión sexual: la defensa esgrime que la joven sigue siendo virgen