El conductor del autobús en el que fallecieron cinco personas en Avilés se enfrenta a cuatro años de prisión

La Voz REDACCIÓN

AVILÉS

Una grúa retira los restos del autobús de la compañía Alsa que hoy se ha empotrado contra una pilastra de hormigón de un paso elevado de la circunvalación de Avilés, en un accidente de tráfico que ha causado cinco fallecidos y una quincena de heridos de diversa consideración
Una grúa retira los restos del autobús de la compañía Alsa que hoy se ha empotrado contra una pilastra de hormigón de un paso elevado de la circunvalación de Avilés, en un accidente de tráfico que ha causado cinco fallecidos y una quincena de heridos de diversa consideración Alberto Morante

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado conducía a pesar de tener epilepsia, circunstancia que la empresa desconocía y la cual fue causa del accidente, y le imputan cinco delitos de homicidio imprudente grave

08 feb 2022 . Actualizado a las 14:40 h.

La Fiscalía solicita una pena de cuatro años de prisión para el conductor del autobús de Alsa acusado del grave accidente de tráfico registrado en Avilés en septiembre de 2018 que se saldó con cinco pasajeros muertos y catorce heridos. Según el Ministerio Fiscal, el acusado conducía el autobús a pesar de conocer que no podía hacerlo a causa de la epilepsia que padecía y la medicación que tomaba, circunstancia que él sabía pero que ignoraba la empresa.

El accidente tuvo lugar sobre las 13.40 horas del 3 de septiembre de 2018, cuando el acusado conducía el autobús por el único carril que estaba habilitado en la carretera AS-392, ya que la vía estaba en obras y tenía el carril izquierdo cerrado al tráfico y delimitado con barreras laterales. La calzada tenía limitada la velocidad a 90 kilómetros por hora, pero debido a las obras que estaban perfectamente señalizadas estaba fijada en aquel momento en 70 kilómetros por hora, relata la Fiscalía en su escrito de acusación provisional.

Al llegar a un tramo curvo con la calzada seca y con perfecta visibilidad, el chófer invadió el carril cortado para la circulación, tras arrastrar las barreras laterales indicativas de las obras, y circuló durante 520 metros sin desviarse hasta colisionar contra una pilastra de apoyo al paso elevado que se encontraba en construcción sobre la carretera.