Puerta cerrada antes de viajar a Almería

Hierro esconde sus cartas en una semana en la que cuenta con dos bajas obligadas más la de  Michu, que aún no está al 100%


Oviedo

El Real Oviedo continúa con la semana de entrenamientos antes de visitar Almería. Los de Fernando Hierro se entrenan esta mañana a puerta cerrada por tercer día consecutivo. De esta manera, el técnico malagueño busca esconder sus cartas de cara a un encuentro que será crucial para los azules, especialmente en lo anímico, dada la mala racha del equipo cuando juega lejos del Tartiere.

En Los Juegos del Mediterráneos espera un rival tan hundido en la clasificación como peligroso. El Almería es un equipo confeccionado con la intención de terminar la temporada en los puestos altos de la tabla y, como ya ocurriera el año pasado, llevan toda una vuelta sufriendo e inmersos en la zona de descenso. Además, cuentan con bajas dolorosas como Morcillo, Fidel y, el exoviedista, Nano, tres de los hombres co más minutos en la plantilla de Fernando Soriano. Un Soriano que, según apuntan los medios locales andaluces, podría estar jugándose el puesto ante el Real Oviedo. En definitiva, los andaluces llegan en un momento de máxima necesidad y con una gran plantilla, lo que les hace un duro rival, más aún en su casa, donde solo han encajado ocho goles esta temporada.

Por su parte, Fernando Hierro no podrá contar este fin de semana con Erice (lesionado y sacionado), José Fernández (sancionado) y probablemente Michu, quien volvió esta semana a los entrenamientos con el grupo pero aseguró en rueda de prensa no sentirse al 100%. Quién sí podría entrar en la convoctoria, y lo haría por primera vez, es David Costas. El central gallego ya lleva dos semanas en la dinámica del grupo y, si Hierro decide finalmente utilizar la defensa de cinco, serían él y Óscar Gil las únicas opciones de cambio para la retaguardia.

Puerta cerrada antes de viajar a Almería