Las notas del Oviedo: Incomparecencia en Los Cármenes

El equipo de Juan Antonio Anquela mostró su peor cara de la temporada y cayó (2-0) ante un Granada nada brillante

Alineación del Oviedo ante el Granada
Alineación del Oviedo ante el Granada

Oviedo

El once:

Juan Carlos: 5. Quizás en el segundo gol pudo estar más rápido, pero no es culpable de ninguno de los tantos del Granada. Evitó el 3-0 parando un mano a mano a Darwin Machís.

Cotugno: 3. Mal partido. El uruguayo tenía un duro test ante Machís y lo suspendió. El venezolano fue mejor y le supero en todos los duelos. 

Valentini: 3. A pesar de que en el 1T no sufrió demasiado (aunque Joselu se escapó varias veces de su marca), en el 2-0 el error es grave: se olvida por completo de la marca y Joselu acaba marcando. 

Carlos Hernández: 3. Parecido a Valentini. Primeros minutos sin demasiados sobresaltos, pero su error en el 2-0 también es grosero al dejar recibir, pensar y centrar dentro del área a Baena.

Christina Fernández: 3. Sigue sin ser aquel defensa contundente que lideró la zaga azul la primera vuelta de la pasada temporada. Está muy acelerado y en ataque no aporta casi nada. 

Forlín: 3. El argentino repitió como pivote y las sensaciones fueron las mismas que las del segundo tiempo ante el Tenerife. Sin soluciones con balón, su única función era disputar balones aéreos. 

Folch: 3. Como Forlín, fue presa de la falta de una idea colectiva. No encontró líneas de pase y no estuvo agresivo en la presión.

Rocha: 3. Con balón no se le vio, pero seguramente fue el más agresivo en la presión. Combinó buenos y malos lanzamientos en el balón parado. 

Aarón Ñíguez: 3. El ilicitano pagó su falta de frescura tras la jornada intersemanal y no pudo ponerle un ritmo más al partido. Cuando él o Berjón no están al 100%, el Oviedo desaparece. 

Saúl Berjón: 3. La acumulación de minutos le han quitado la chispa con la que empezó la temporada. Por el bien del equipo, vital que vuelva a su mejor nivel. 

Toché: 3. Poco afortunado de cara al gol y precipitado con balón. Se faja demasiado en las disputas (está solo) y le falta velocidad física y mental. 

Desde el banquillo:

Linares: 3. Entró en el 54' y se le vio poco o nada. Un par de disputas aéreas, alguna trifulca con los rivales y nada más. Lejos de ser el revulsivo que se necesita. 

Diegui Johannesson: 4. Más de un mes después, el canterano volvía a vestirse de corto. Anquela le dio toda la banda derecha y se le notó la falta de ritmo. 

Mossa: 5. Entró a falta de 25 minutos y el Oviedo comenzó a llegar más al área rival, aunque el partido estaba muerto. Puso tres centros medidos que pudieron ser gol. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Las notas del Oviedo: Incomparecencia en Los Cármenes