Las notas del Oviedo: Incomparecencia en Los Cármenes

El equipo de Juan Antonio Anquela mostró su peor cara de la temporada y cayó (2-0) ante un Granada nada brillante

Alineación del Oviedo ante el Granada
Alineación del Oviedo ante el Granada

Oviedo

El once:

Juan Carlos: 5. Quizás en el segundo gol pudo estar más rápido, pero no es culpable de ninguno de los tantos del Granada. Evitó el 3-0 parando un mano a mano a Darwin Machís.

Cotugno: 3. Mal partido. El uruguayo tenía un duro test ante Machís y lo suspendió. El venezolano fue mejor y le supero en todos los duelos. 

Valentini: 3. A pesar de que en el 1T no sufrió demasiado (aunque Joselu se escapó varias veces de su marca), en el 2-0 el error es grave: se olvida por completo de la marca y Joselu acaba marcando. 

Carlos Hernández: 3. Parecido a Valentini. Primeros minutos sin demasiados sobresaltos, pero su error en el 2-0 también es grosero al dejar recibir, pensar y centrar dentro del área a Baena.

Christina Fernández: 3. Sigue sin ser aquel defensa contundente que lideró la zaga azul la primera vuelta de la pasada temporada. Está muy acelerado y en ataque no aporta casi nada. 

Forlín: 3. El argentino repitió como pivote y las sensaciones fueron las mismas que las del segundo tiempo ante el Tenerife. Sin soluciones con balón, su única función era disputar balones aéreos. 

Folch: 3. Como Forlín, fue presa de la falta de una idea colectiva. No encontró líneas de pase y no estuvo agresivo en la presión.

Rocha: 3. Con balón no se le vio, pero seguramente fue el más agresivo en la presión. Combinó buenos y malos lanzamientos en el balón parado. 

Aarón Ñíguez: 3. El ilicitano pagó su falta de frescura tras la jornada intersemanal y no pudo ponerle un ritmo más al partido. Cuando él o Berjón no están al 100%, el Oviedo desaparece. 

Saúl Berjón: 3. La acumulación de minutos le han quitado la chispa con la que empezó la temporada. Por el bien del equipo, vital que vuelva a su mejor nivel. 

Toché: 3. Poco afortunado de cara al gol y precipitado con balón. Se faja demasiado en las disputas (está solo) y le falta velocidad física y mental. 

Desde el banquillo:

Linares: 3. Entró en el 54' y se le vio poco o nada. Un par de disputas aéreas, alguna trifulca con los rivales y nada más. Lejos de ser el revulsivo que se necesita. 

Diegui Johannesson: 4. Más de un mes después, el canterano volvía a vestirse de corto. Anquela le dio toda la banda derecha y se le notó la falta de ritmo. 

Mossa: 5. Entró a falta de 25 minutos y el Oviedo comenzó a llegar más al área rival, aunque el partido estaba muerto. Puso tres centros medidos que pudieron ser gol. 

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Las notas del Oviedo: Incomparecencia en Los Cármenes