Aarón: «El derbi de Asturias es muy parecido al de Glasgow»

Segunda parte de la entrevista de Azul Carbayón al jugador ilicitano

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /embeds/video.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Entrevista a Aarón (2ª parte) Segunda parte de la entrevista al jugador del Real Oviedo
Pablo Fernández
Oviedo

Después de un gran repaso al Real Oviedo de Anquela, toca charlar con Aarón Ñíguez de su dilatada trayectoria profesional. Más de 200 partidos entre Primera y Segunda, casi 20 de la Copa del Rey, etapas en Grecia, Escocia o Portugal y hasta un debut europeo en la Champions League a los 17 años. El jugador ilicitano fue una de las promesas más talentosas de la cantera del Valencia y, con el paso de las temporadas, se ha hecho un nombre en el fútbol profesional español. Desde una de las gradas de El Requexón, el 7 del Real Oviedo nos habla de todas estas vivencias futbolísticas. 

Etapa en la cantera del Valencia y debut como profesional

-Contaba tu hermano en un reportaje de Movistar + que tu padre era muy exigente con él en el tema futbolístico. ¿Contigo era igual?

-Con los tres hermanos, sí. Cuando éramos alevines o infantiles podías salir de un partido habiendo marcado tres o cuatro goles y pensando que habías hecho un partidazo, pero él siempre se quedaba con lo menos bueno (un mal control, no haber ido a un rechace). Intentaba corregirte siempre y hacer hincapié en lo que se podía mejorar.

-Tu padre era un poco como Anquela, ¿no?

-Jugaron juntos y sí, se parecen en muchos aspectos.

Aarón Ñíguez regateando en el partido ante el Lealtad
Aarón Ñíguez regateando en el partido ante el Lealtad

-Naciste en Elche y de pequeño eras del Elche, pero a los 11 años te fuiste al Valencia. ¿Se puede decir que eres valencianista?

-Claro, son muchos años. Todo lo que soy como futbolista y como persona me lo ha dado el Valencia. Crecí y me formé allí, les debo todo. Soy del Elche, pero también valencianista.

-Pasaste por todas las categorías del club y, a los 17 años, debutas con el primer equipo (Copa del Rey vs Racing Portuense) de la mano de Quique Sánchez Flores. Incluso jugaste en la Champions. ¿Cómo fue disputar aquel partido en Roma?

-Y con Quique estaba Escribá de segundo, que años después me entrenaría de nuevo. Yo siempre cuento esta anécdota: cuando estaba en Valencia veía todos los partidos del primer equipo en la Champions con David Lombán, persona que seguramente conozcáis. Él tenía el plus en su casa y allá que íbamos con las patatas y la Coca-Cola. Cuando sonaba el himno de la Champions, subíamos el volumen del televisor.

Me acuerdo que cuando estaba retumbando el himno en el Olímpico de Roma me vinieron a la cabeza esos momentos con Lombán. Pensaba “joder, hace nada estaba detrás de la tv y ahora estoy aquí”. Intenté disfrutarlo y fue una experiencia única, aunque me lesioné y a la media hora me cambiaron.

-En aquel Valencia estaban leyendas como Cañizares, Ayala, Baraja o Albelda y jugadores entonces emergentes como Villa, Silva o Joaquín. ¿Cómo fue para un chico de 17 años estar en ese vestuario?

-Me acogieron muy bien. Tenía amistad con Baraja, ya que desde los 11 años lo veía en la residencia del club y me conseguía botas de Pablo Aimar. Un ídolo que he tenido siempre y que lo sigue siendo es el Guaje Villa.

«Todo lo que soy como futbolista y como persona me lo ha dado el Valencia»

Comienzan las cesiones

-¿Qué no funcionó en el primer equipo del Valencia para salir tantas veces cedido?

-Tras la lesión en Roma estuve dos meses parado y me costó volver a contar para el primer equipo. El Valencia venía de practicar una política de cesiones con Albiol o Silva, y tomamos la misma decisión, solo que a mí no me fue tan bien.

Me costó adaptarme al mundo profesional y estar a tantos kilómetros de casa. Luego, por decisiones técnicas o porque yo no me terminaba de adaptar, fui dando bandazos en cada equipo, aunque siempre saqué algo bueno de cada experiencia.

 

-Xerez, Iraklis, Rangers, Celta, Recreativo…

-Xerez fue la primera y fue muy positiva. En Grecia tuve la confianza del entrenador y crecí. En Glasgow lo pasé algo mal al ser un fútbol tan diferente y no contar para el míster, pero aun así me vino muy bien la experiencia.

En Vigo me rompí el ligamento cruzado y más de lo mismo. Lesiones así te hacen crecer muchísimo, valorar a tu vuelta cada entrenamiento, cada carrera continua, cada rondo. Cuando miro atrás, con sus cosas buenas y menos buenas, siempre saco lo positivo.

-Ya hablamos del derbi asturiano, ¿cómo es el de Glasgow?

-Espectacular. He tenido la gran suerte de jugar grandes partidos y ese es uno de ellos. Realmente es muy parecido al de aquí: aficiones muy fanáticas, que representan y defienden a muerte lo que son.

«El derbi de Asturias es muy parecido al de Glasgow»
Aarón presiona a Canella en presencia de Sergio Álvarez
Aarón presiona a Canella en presencia de Sergio Álvarez

Almería y Elche, por fin asentado

-Llegas a Almería y por fin te asientas en un equipo.

-Tras lo de Vigo voy al Recre, luego hago una buena pretemporada con el Valencia pero finalmente el club me manda a Almería. Allí ya rescindo contrato con los chés y firmo con los andaluces.

En Almería estuve año y medio muy a gusto. Sí es cierto que a la mitad de la segunda temporada me sale la opción de ir al Elche, a mi tierra. Ambos equipos estaban en ascenso y yo estaba siendo importante en Almería. Hablé con Javi Gracia y se lo expliqué. Si no llega a ser por él y su comprensión, no hubiera podido cumplir mi sueño de vestir la camiseta del Elche.

-Aterrizas en enero en un gran Elche y, como tu padre, consigues un ascenso a Primera con el club ilicitano.

-Siempre te queda la duda de “ojo, si te vas ahora al Elche y sube el Almería y tú no…”, pero bueno, al final tengo dos ascensos (risas). Y sí, justamente, el último ascenso a Primera del Elche había sido 25 años antes y con mi padre en la plantilla.

Era un equipo muy bien armado y en el que todo fue rodado. Era el Elche de los records, liderando la tabla desde la primera a la última jornada.

Un sueño cumplido 

-Os asentáis en Primera de la mano de Fran Escribá.

-Así es. Fueron años muy bonitos. No hay nada mejor que jugar en Primera con el equipo de tu tierra y del que eres desde pequeño.

-Pero llegó el descenso administrativo.

-Sí. Al final en el fútbol pasan este tipo de cosas. Estás asentado en la categoría, haciendo, para mí, una de las mejores temporadas del club en Primera, creciendo cada vez más y por unas malas gestiones nos descienden. Todo se desmorona y te tienes que buscar otra vez la vida.

«No hay nada mejor que jugar en Primera con el equipo de tu tierra y del que eres desde pequeño»

Mal año en Portugal y fichaje por el Tenerife

-Te vas a Portugal, al Sporting de Braga. ¿Tuviste ofertas para quedarte en España?

-Si te digo la verdad, no lo sé. Lo dejé en manos de mi representante. Al principio tenía confianza plena, pero iban pasando los días y no veía las cosas claras. Al final me encontré con la situación del Sporting de Braga, que no fue la idónea pero tuve que afrontarla.

Era un club importante que jugaba en la Europa League, pero no llegué en las circunstancias que uno quiere. Fue un año duro. Pasar de estar en Primera con el equipo de tu ciudad a irte a otro país, con un fútbol y una cultura diferente. Nunca estuve cómodo allí. En verano me quedaba un año más de contrato, pero dije que no quería continuar.

-Llegas a Tenerife y aparece el mejor Aarón de nuevo.

-En aquel verano me replanteé muchas cosas. Estaba desilusionado con el fútbol y firmo por el Tenerife para intentar recobrar esa ilusión. Llegué tarde, el 1 de septiembre, y a partir de ahí solo me quedaba trabajar para coger la forma física. Martí tenía muchas esperanzas puestas en mí y eso me dio mucha confianza.

Éramos un gran grupo, un gran equipo. A nivel personal me encontré muy bien y al final nos quedamos a un gol de subir a Primera División.

«Llegué a estar desilusionado con el fútbol»
Aarón conduce el balón en un Tenerife-Alcorcón
Aarón conduce el balón en un Tenerife-Alcorcón

-¿Cómo fue aquel playoff?

-Otra de las cosas bonitas que te da el fútbol. Es una experiencia única. En este caso lo perdimos, pero es algo que tanto a jugadores como a afición les debe hacer más fuertes.

Categorías inferiores de la Selección

-En 2007 fuiste campeón de la Eurocopa sub 19 en una Selección con Javi Martínez, Asenjo, Parejo o Azpilicueta.

-He tenido la gran suerte de pasar por todas las categorías inferiores de la Selección. En aquella Eurocopa teníamos grandísimos jugadores y aun así nos faltaban los Capel, Mata o Adrián, todos de un año más y que estaban en el Mundial sub 20.

Al final, y más a esas edades, el fútbol da muchísimas vueltas. Ves jugadores increíbles, que destacan y que luego no llegan a donde te esperas o directamente no llegan a ser profesionales.

-En la Sub 21 jugaste poco, ¿no?

-Tres o cuatro partidos. Justo cuando me lesioné de la rodilla en un Tenerife-Celta de Copa estaba convocado para ir con la sub 21. Después, lógicamente, ya fue complicado volver.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Aarón: «El derbi de Asturias es muy parecido al de Glasgow»