El Oviedo se queda corto

Los de Anquela, tras un primer tiempo correcto, se vinieron abajo ante un Zaragoza que sentenció con dos chispazos

Saúl Berjón ante Zapater
Saúl Berjón ante Zapater

Oviedo

Desde el principio el partido aceleraba el corazón con tan solo mirarlo. Real Zaragoza y Real Oviedo saltaron al césped con las ideas claras y con ganas de ponerlas en práctica desde el minuto uno y eso dio como resultado unos primeros instantes vibrantes. Los azules, hoy de verde, presionaban arriba obligando a Cristian Álvarez a golpear en largo. En campo propio, Carlos y Christian estaban pendientes de Pombo e Iglesias mientras Forlín esperaba detrás para corregir fallos.

El primer tercio del partido fue para ser optimista desde la perspectiva oviedista. Alfonso Herrero no sudaba y, con balón, Berjón, Mossa y Folch encontraban siempre la forma de ganar metros. Esa sensación de comodidad en campo contrario se esfumaba según avanzaban los minutos. Los azules defendían de manera solvente y veían los huecos para salir al espacio, pero las muchas imprecisiones con balón hacían imposible vertebrar algo con sentido. 

No fue hasta casi el minuto 20 cuando el Zaragoza gozó de su primer acercamiento a la portería azul. Una de los muchos fallos en el pase de Miguel Linares originaron una rápida contra, el escenario ideal para Febas, Pombo e Iglesias, que a punto estuvo de crearle muchos problemas a Alfonso. La intensidad seguía latente en el juego y ambos equipos iban con todo en los duelos individuales, algo a lo que el Zaragoza no está tan acostumbrado pero que el Oviedo domina a la perfección. 

Para paliar la falta de acierto en el pase corto, Aarón Ñíguez comenzó a tirar desmarques al espacio que ni Bruno Perone ni Grippo sabían como parar. Así llegaron las últimas ocasiones de la primera parte para un Real Oviedo que llegaba al descanso cómodo en defensa y con la sensación de faltarle un punto en ataque. Peor estaba el Zaragoza, siendo Eguaras el único jugador que siempre tuvo claro qué hacer con el esférico. 

Cuando todo sale mal

El segundo tiempo comenzaba con una jugada que pareció ser premonitoria: carrera de Borja Iglesias por la línea de fondo y, tras dejar en el suelo a Forlín, a punto estuvo de poner el 1-0 en el marcador. El Oviedo solo asustaba a Cristian Álvarez a balón parado y Eguaras comenzó a encontrar a Febas. El rombo diseñado por Natxo González funcionaba por primera vez en todo el encuentro y solo la calidad de Berjón obligaba al Zaragoza a preocuparse por el trabajo defensivo.

Rozando el minuto 70 llegó la ocasión que cambió el encuentro. Eguaras (siempre Eguaras) vio a Buff por dentro y el suizo, con un leve toque de exterior, le hacía llegar el balón a un Borja Iglesias que tras zafarse de Christian con un amago ponía el balón en el palo derecho de Alfonso. 1-0 y un nuevo guión. El Oviedo no dio señales de vida y, tras una jugada desgraciada, Pombo hacía el 2-0 con la ayuda de casi toda la defensa azul. 

Anquela optó por sacar todo y, tras entrar Toché, Yeboah y Fabbrini al campo, el Real Oviedo dio cinco pasos hacia adelante y comenzo a pisar con asiduidad el campo del Zaragoza. Fabbrini puso el veneno a un equipo que parecía no tenerlo y los azules acortaron distancias gracias a un rechace cazado de Carlos Hernández.

Final del partido y la euforia se desató en La Romareda. El Zaragoza se sube al tren del playoff y el Oviedo encadena tres partidos consecutivos sin ganar. Próxima parada, el viernes ante el Barcelona B. 

 Ficha técnica

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Alberto Benito, Grippo, Perone, Lasure; Eguaras, Zapater (Ros 75' (Míkel González 84')), Raúl Guti, Febas (Buff 65'); Pombo, Borja Iglesias.

Real Oviedo: Alfonso Herrero; Johannesson, Carlos Hernández, Forlín (Yeboah 78'), Christian, Mossa; Folch, Rocha; Aarón (Toché 70'), Saúl Berjón, Linares (Fabbrini 78').

Goles: 1-0 (69') Borja Iglesias; 2-0 (73') Diegui Johannesson (p.p); 2-1 (90') Carlos Hernández.

Tarjetas: El colegiado Vicandi Garrido mostró tarjeta amarilla a Buff (75') por parte del Zaragoza y a Toché (90') y a Saúl Berjón (56', 91') por partida doble. 

Incidencias: Estadio La Romareda, 20.500 espectadores. 

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

El Oviedo se queda corto