Un partido especial para el pichichi

El máximo goleador del Real Oviedo vuelve a Lugo

Carlos Hernández celebrando su gol a la Cultural
Carlos Hernández celebrando su gol a la Cultural

Oviedo

Que Carlos Hernández está siendo uno de los mejores jugadores del Real Oviedo de Juan Antonio Anquela no es ninguna novedad. El central jienense, además de sus impactantes registros goleadores (seis goles, máximo goleador azul junto a Toché), se está convirtiendo en uno de los defensores más fiables de la Segunda División.

Una categoría que ya conocía tras vestir, entre otras, la camiseta del Lugo. Carlos llegó al club lucense tras dos buenas temporadas en Sabadell, donde acumuló casi 6.000 minutos en la división de plata del fútbol español. En el Anxo Carro estuvo dos cursos, contando para los tres entrenadores que tuvo en ese periodo: Luis Milla, José Antonio Durán y Luis César Sampedro.

El central andaluz vuelve a la ciudad amurallada siendo, como ya dijimos en el primer párrafo, uno de los mejores centrales de la división. Tras un comienzo algo irregular pero nunca malo, el cambio de esquema llevado a cabo por Anquela le hizo encontrar un sitio perfecto en la zaga azul, a la derecha de Forlín y vigilando la espalda de Diegui. Por todo lo que significa para él, no hay un mejor escenario que el Anxo Carro para que Carlos Hernández demuestre la importancia que tiene en este Real Oviedo. 

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

Un partido especial para el pichichi