El mejor del Real Oviedo

Su actuación deja a los de Anquela en puestos de playoff


Oviedo

No hace falta entrar a leer esta noticia para saber de quién se va a hablar en ella. El partido realizado ayer por el canterano carbayón habla por si solo. Saúl Berjón volvió a demostrar por qué se le considera uno de los mejores jugadores de la categoría a base de clase, calidad e incluso gol. Sobra hablar de uno bueno, uno feo y otro malo cuando alguien soluciona un partido de la manera en la que ayer lo hizo el ovetense.

Berjón se mostró seguro en cada uno de sus movimientos desde que dio comienzo el encuentro frente al Nástic volviendo loca a toda la defensa visitante a base de cambios de ritmo y controles difíciles de replicar por otro jugador cualquiera. El único gol del encuentro, además de ser suyo, viene precedido por un balón el largo que buscaba al 21 en banda y que fue capaz de amortiguar para que no se perdiera ni un ápice de peligro en la jugada de ataque. Toché cumplió su papel a la perfección y dejó un balón en el área que el canterano difícilmente puede desaprovechar. 

Desde el gol en la primera mitad los de Anquela no bajaron el ritmo ni la concentración y el peligro siguió llegando en mayor parte desde los pies de Berjón, que fue el encargado de que siempre estuviera más cerca el 2-0 que el 1-1. Como él mismo dijo, ahora ya toca pensar en el Valladolid y en aprovechar el chute moral de la clasificación para seguir sumando de 3 en 3.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

El mejor del Real Oviedo