Las notas del Oviedo: Berjón al mando

El equipo azul, con el '21' como jefe de operaciones, se llevó una victoria clave que le permite meterse de lleno en la lucha por todo

Once inicial del Real Oviedo ante el Nàstic
Once inicial del Real Oviedo ante el Nàstic

Oviedo

El once:

Alfonso Herrero: 8. Como viene acostumbrando, partido notable del portero toledano. El Nàstic llegó poco, pero cuando lo hizo se encontró a un Alfonso dominador en el área.

Cotugno: 7. Anquela le pide que por su banda no pasen muchas cosas y el uruguayo cumplió con el cometido. Sólido en defensa, salió vencedor de su duelo con Morente. Llegó varias veces con peligro al área del Nàstic.

Carlos Hernández: 8. Continúa a un nivel muy alto. Supo cubrir a Álvaro Vázquez, que le exigió ir al espacio, ser fuerte en lo duelos aéreos y rapidez acompañando la marca. En todas cumplió. 

Forlín: 8. Uno de sus mejores partidos como central en una defensa de cuatro hombres. Adoptó el papel de libre mientras que Carlos se encargaba de acompañar a Álvaro, pero cuando le tocó hacerlo no tuvo ningún problema. 

Christian Fernández: 7. Lo mismo que Cotugno. A pesar de un par de imprecisiones con balón, Jean Luc no le hizo daño en ningún momento. Por arriba infranqueable. 

Mariga: 5. No tuvo su día el africano. Como en la segunda parte ante el Lugo, el partido le exigió una claridad con balón que no pudo dar en ningún momento. Sin balón no sufrió demasiado. 

Folch: 6. Tras un par de meses a un nivel imponente, el catalán jugó un partido discreto ante el Nàstic. Se echó mucho en falta que superara líneas de presión rival, bien con conducciones o mediante el pase.

Aarón Ñíguez: 5. No se acaba de encontrar a gusto. Se ofrece como siempre, pero las imprecisiones en el control le cortan cualquier tipo de ritmo. 

Fabbrini: 7. Junto a Saúl, lo único imprevisible del ataque carbayón. Sus conducciones son una de las armas más peligrosas de los azules y poco a poco va cogiendo esa chispa que le hace ser importante en los metros finales. Le falta pisar un poco más de área. 

Saúl Berjón: 9. La diferencia entre que no pase nada y tres puntos que pueden marcar una temporada. Además del gol, estuvo en todas las oportunidades de gol de los azules. Un lujo. 

Toché: 6. Su tranquilidad para tirar el desmarque, dar pausa y soltar el balón para que Saúl marcara el 1-0 fue lo mejor de su partido. En el resto de acciones siempre le faltó un punto de frescura para conseguir hacer daño, pero el equipo agradeció su desgaste en la presión. 

Desde el banquillo:

Diegui Johannesson: 5. Como ante el Lugo, el canterano entró para formar un doble lateral con Cotugno. La primera vez que pisó el campo contrario combinó con Saúl y a punto estuvo de llegar el segundo.

Mossa: -. Sustituyó a Fabbrini para apuntalar la banda izquierda y aguantar en los minutos finales. No pudo entrar mucho en juego.

Rocha: -. Lo mismo que Mossa. Entró por Saúl y poco pudo aportar. 

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Las notas del Oviedo: Berjón al mando