El Oviedo acusa el cansancio en El Toralín

Los azules empatan (0-0) ante la Ponferradina en la tercera prueba de la pretemporada

Alineación del Oviedo ante la Ponferradina
Alineación del Oviedo ante la Ponferradina

Oviedo

El calor de Ponferrada y el cansancio acumulado debido a las sesiones físicas fueron los grandes protagonistas del tercer partido de pretemporada del Real Oviedo. Los de Anquela empataron sin goles ante una Ponferradina que llegaba con menor carga física, algo que se notó en los primeros minutos del encuentro.

Sin Christian ni Carlos Martínez pero con Yoel Bárcenas, el conjunto carbayón mostró una mejor cara tras el paso por los vestuarios. Aarón dio el susto y, debido una molestia en la rodilla, se retiró poco antes de acabar el primer tiempo. El 4-3-3 volvió a ser el esquema utilizado por Anquela en ambas partes.

El poco ritmo y las imprecisiones, protagonistas del primer tiempo

Juan Antonio Anquela presentó un once formado por Alfonso; Lucas, Forlín, Javi Hernández, Mossa; Folch, Tejera, Boateng, Aaron, Steven, Saúl Berjón. Los azules intentaron seguir las pautas marcadas en los entrenamientos y en los amistosos previos de El Requexón pero los resultados no fueron los deseados.

Sin en los anteriores envites la figura de Saúl le daba al Oviedo una verticalidad y un ritmo ofensivo al juego que no encontraba sin el 10 en el campo, el ovetense no fue suficiente en la hierba de El Toralín.

La Ponferradina comenzó mandando y los carbayones, tras dejar a los centrales bercianos intercambiar un par de pases, iniciaban una presión que tenía a Boateng como punta de lanza de la misma. Cuando tenían el balón, los azules no encontraban soluciones a la espalda de la medular local y los pases horizontales entre Javi y Forlín se convirtieron en norma.

Con el paso de los minutos, la 'Ponfe' se atrevía a más y buscaba la espalda de los laterales azules. Los locales se aprovechaban de la falta de fluidez en el juego del Oviedo y, tras robar en la medular, atacaban el espacio dejado por unos Lucas y Mossa demasiado profundos para recuperar la posición.

Salvo una buena combinación entre Steven y Saúl, el equipo de Anquela no conseguía hacer daño cerca del área local y ni Berjón ni Aarón conseguían ser productivos en los metros finales. Por su parte, la Ponfe buscaba en largo y Javi Hernández sudó para frenar al veterano Yuri a campo abierto. 

La Ponferradina solo inquietaba a balón parado, pero un muy seguro Alonso Herrero no daba opción a nada. Tejera lo intentó desde fuera del área, pero el 0-0 fue el marcador al descanso.

Paso adelante del Oviedo tras el descanso

Como viene siendo habitual, Anquela movió el banquillo y el once del segundo tiempo fue el formado por Champagne; Lucas (Yoel Bárcenas 62'), Carlos, Prendes, Lobato; Cortina, Javi Muñoz, Borja Sánchez; Diegui, Toché, Asier. 

El Oviedo mostró otra cara a la salida de los vestuarios y comenzó a jugar con asiduidad en el campo de la 'Ponfe'. Los azules no permitían jugar en corto a los locales y encontraron la tan ansiada fluidez con balón con Cortina, Javi Muñoz y Borja como principales culpables.

La presión tras pérdida también fue a mejor y a la Ponferradina le duraba poco el balón. Los líneas de pase por dentro aparecieron y Borja y Javi se movían por todo el eje central, reservando a un buen Cortina la función de sujetar por detrás.

En el 62' llegó el debut de Yoel Bárcenas y el panameño tardó poco en demostrar sus principales virtudes: explosividad en el uno contra uno y amenaza al espacio. El mundialista le dio otro aire a la banda derecha azul y junto a Diegui causó problemas al flanco izquierdo de la 'Ponfe'.

Si bien el dominio era claramente azul, las ocasiones no llegaban. David Gómez, portero local, no tenía trabajo y Toché no podía aparecer en el área, su zona preferida. La primera ocasión clara del segundo tiempo para el equipo local llegó en el 81', cuando Champagne blocó en dos tiempos un tiro lejano de David Grande.

Un último arreón de la 'Ponfe' estuvo a punto de darle la victoria al equipo de Bolo. Tres minutos en los que Trigueros primero y Dani Pichín después rondaron con peligro la portería de un Champagne que dio buenas sensaciones durante todo el segundo tiempo.

Un excelso pase de Borja Sánchez a la espalda de la zaga local le dio la oportuniad a Asier de darle la victoria al Oviedo, pero el canterano no pudo conectar el disparo. El partido finalizó y las tablas reinaron en el marcador. El equipo de Anquela sigue sin encajar gol y volverá mañana al trabajo en El Requexón, en una única sesión a las 11:30 horas. 

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

El Oviedo acusa el cansancio en El Toralín