La fase 3 en El Requexón: los porteros entran en escena

El Real Oviedo comienza a trabajar en grupos de diez futbolistas y el balón y la táctica ganan protagonismo

Los jugadores del Real Oviedo en El Requexón
Los jugadores del Real Oviedo en El Requexón

Oviedo

Tras siete sesiones individuales, toca dar un paso más. El fútbol profesional español acorta los plazos y desde hoy lunes la fase 3 de la pretemporada ya es una realidad en las ciudades deportivas de Primera y Segunda División. También en El Requexón, claro. Con José Ángel Ziganda a los mandos, el Real Oviedo ya trabaja en grupos de diez futbolistas y el balón comienza a ocupar el sitio de honor que le corresponde en este deporte. 

Interacción con balón, pero sin contacto. Las ruedas de pase, las evoluciones ofensivas (sin oposición), las acciones combinadas y, por supuesto, los ejercicios tácticos están permitidos, pero siguen prohibidas las posesiones y los partidillos. Aunque esto último sea indispensable para adquirir el ritmo necesario para comenzar una competición, el entrenamiento que hoy arranca en El Requexón ya es algo similar al fútbol. Y los porteros juegan un papel fundamental.

Después de una semana entrenando hasta en un terreno de juego diferente, Andriy Lunin, Nereo Champagne, Alfonso Herrero y Berto Hórreo se unen este lunes al resto de sus compañeros. Los guardametas son, seguramente, los futbolistas que más han notado el confinamiento y el trabajo de portería es más indispensable que nunca. Guardando las distancias de seguridad y evitando acciones de choque, pero recibiendo disparos y sumando acciones que se pueden parecer a lo que sucederá en un partido. 

El cuerpo técnico carbayón dividió a la plantilla en tres grupos de diez y en cada uno de los tres turnos habrá dos porteros trabajando. En el primero de ellos, que comenzó a las 09:00 horas, Lunin y Berto Hórreo fueron los elegidos. 

Comentarios

La fase 3 en El Requexón: los porteros entran en escena