Las notas: El Oviedo esquiva al infierno

Los azules, en un partido tosco en el que no mostraron su mejor versión, vencen al Racing y aseguran su permanencia en Segunda

Los jugadores del Oviedo escuchan a Ziganda en una pausa de hidratación
Los jugadores del Oviedo escuchan a Ziganda en una pausa de hidratación

Oviedo

El mejor

Tejera: 7. El jugador del Oviedo que mejor supo jugar el partido. Tranquilo con balón, de lo poco preciso de los carbayones y sin despistes en defensa. Salvo un par de jugadas en el primer tramo del encuentro supo estar en el sitio y no cometer errores. Gran recta final de temporada del catalán. 

El once

Lunin: 6. La mano en el control que cometió Nico Hidalgo salvó al ucraniano de encajar un tanto muy similar al que se vio en enero ante el Almería, con Arribas repitiendo el mismo papel. Le costó dominar su zona de acción, sobre todo a la hora de leer las jugadas del Racing, pero dejó una parada más que buena a un cabezazo de Olaortua. 

Nieto: 6. Partido incómodo para el lateral, que a pesar de casi no sufrir ante Nando nunca pudo jugar con fluidez ni combinar con Sangalli. Tras el descanso sufrió muchas faltas que interrumpieron demasiado su ritmo. 

Grippo: 7. Otro buen partido para completar una recta final que le pone en valor. Titular en las tres victorias consecutivas de los azules, hoy fue el encargado de poner el balón largo que acabó en el gol de Obeng. Estuvo muy seguro en casi todas sus acciones defensivas. 

Arribas: 6,5. El madrileño, seguramente, completó su partido menos bueno desde que el fútbol regresó tras el confinamiento. Aun así, y salvo el tanto anulado a Hidalgo, no cometió graves errores y jugó un buen segundo tiempo. 

Mossa: 5. Nico Hidalgo fue una pesadilla para el defensa zurdo, que vio como el extremo del Racing le superaba una y otra vez. Contundente en los balones divididos, se sumó muy poco al área rival y con balón no ofreció demasiado.

Sangalli: 5,5. Lo intentó en el primer tiempo, pero poco a poco fue perdiendo peso en el partido hasta casi no tocar el balón. Gran desgaste en tareas defensivas. 

Yoel Bárcenas: 5,5. Al igual que Sangalli, el panameño salió con chispa y asustó en un par de ocasiones a la defensa del Racing, pero se fue diluyendo poco a poco. 

Obeng: 6,5. Otro gol para el ghanés, que suma tres tantos en una temporada en la que tan solo jugó tres partidos como titular. Participativo en la primera media hora del encuentro, a medida que el Racing ganaba peso en el partido fue perdiendo protagonismo. Gran gol el suyo. 

Ortuño: 5,5. Empezó bien, dando continuidad al juego azul y encontrando el pase hacia Bárcenas, Obeng y Sangalli. Como le pasó a su compañero en punta, el Racing fue a más y el delantero murciano apareció poco. 

Desde el banquillo

Ibra: 4,5. No fue el día del senegalés. Impreciso en todas sus acciones desde que entró al campo, no consiguió dar continuidad a ni una jugada de las que tuvo en campo rival. 

Borja Sánchez: 5. Entró al campo sobre el minuto 60 y estuvo sin participar un rato largo. El Oviedo no le encontraba y, cuando no tiene el balón, poco se puede hacer. Ganó algo de protagonismo en la recta final. 

Sebas Coris: -. Sin tiempo para mucho, aunque dejó un par de conducciones con balón que dieron aire al equipo. 

Bolaño: -. Lo mismo que Coris. Un par de balones aéreos disputados y poco más en los diez minutos que estuvo sobre el césped.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Las notas: El Oviedo esquiva al infierno