De la solidez al desastre: la defensa del balón parado del Oviedo

Analizamos cómo planteó el conjunto carbayón estas acciones ante el Fuenlabrada, desde el primer saque de esquina lanzado hasta el último, en el que llegó el 1-1

Momento en el que Diéguez dispara para hacer el 1-1 ante el Oviedo
Momento en el que Diéguez dispara para hacer el 1-1 ante el Oviedo

Oviedo

Ante el Lugo, la semana pasada, el Real Oviedo debía volver a ser competitivo en la defensa del balón parado y sacudirse esa presión que le estaba ahogando cada vez que el equipo rival lanzaba un saque de esquina. Y lo consiguió. Ante el Fuenlabrada, el equipo de José Ángel Ziganda debía reafirmarse. Tras 70 minutos más que aceptables, llegó el despiste que originó el 1-1 de Diéguez. Analizamos cómo defendió el conjunto carbayón todas estas acciones durante todo el encuentro y qué pasó en ese último saque de esquina en el que todo el trabajo se derrumbó. 

La zona ante el Lugo, también en el Fernando Torres

En el encuentro de la jornada anterior, el Cuco Ziganda protegió a Joan Femenías con una zona muy marcada liderada por Blanco Leschuk y Grippo. Y salió bien. Ante el Fuenlabrada, el técnico azul no solo repitió la fórmula, sino que la potenció y añadió a Mossa a la ecuación. Esos tres futbolistas, siempre listos para atacar hacia adelante el esférico, eran los encargados del marcaje zonal de los azules.

1-Leschuk, primer hombre en la zona. 2-Grippo, segundo en la zona. 3-Mossa, el más adelantado de la zona. 4-Nahuel, pendiente de la corta y el rechace
1-Leschuk, primer hombre en la zona. 2-Grippo, segundo en la zona. 3-Mossa, el más adelantado de la zona. 4-Nahuel, pendiente de la corta y el rechace

Por su parte, Juanjo Nieto se centró en marcar al futbolista rival que más cerca estuviese de Femenías, mientras que Christian, Edgar, Tejera y Borja marcaron al hombre. Sangalli, algo más cerca del borde del área, también realizaba una vigilancia, mientras que Nahuel se centraba en ir a la corta y el posible rechace. El Fuenlabrada sacó cuatro saques de esquina previos al del tanto de Diéguez y, en todos, el Real Oviedo defendió a la perfección. 

1-Leschuk, primer hombre en la zona. 2-Grippo y Mossa en zona, Nahuel pendiente de la corta y el rechace
1-Leschuk, primer hombre en la zona. 2-Grippo y Mossa en zona, Nahuel pendiente de la corta y el rechace

Las faltas laterales

Cuando el balón parado era más lejano y llegaba desde la frontal o desde los flancos, la defensa del Oviedo cambiaba. Leschuk era el único futbolista que marcaba en zona, mientras que por detrás del argentino todo el mundo estaba pendiente de una marca. Si la falta se lanzaba desde la izquierda, Nieto era el encargado de la corta y Mossa del segundo palo. Si la falta se lanzaba desde la derecha, al revés. El Fuenlabrada no creó ningún tipo de peligro en estas acciones. 

Falta lateral. 1-Leschuk, único futbolista del Oviedo en zona. Todos los demás, pendiente de la marca
Falta lateral. 1-Leschuk, único futbolista del Oviedo en zona. Todos los demás, pendiente de la marca

¿Qué pasó en el gol?

El marcador seguía luciendo el 0-1 favorable al Real Oviedo y el Fuenlabrada ya llevaba diez minutos con un futbolista menos por la expulsión de Ciss. Fue entonces cuando Mikel Iribas, capitán de los locales, lanzó un saque de esquina desde el perfil izquierdo. ¿La defensa del Oviedo? La misma que llevaban realizando 70 minutos: mixta, con Leschuk, Grippo y Mossa encargados de la zona. Nieto, por su parte, con el futbolista más cercano a Femenías. El resto, salvo Sangalli y Nahuel, marcaje al hombre.

1-1 del Fuenlabrada, marcaje en zona del Oviedo. 1-Leschuk. 2-Grippo. 3-Mossa
1-1 del Fuenlabrada, marcaje en zona del Oviedo. 1-Leschuk. 2-Grippo. 3-Mossa

Entre las marcas individuales, destacamos dos: Tejera con Borja Garcés y Carlos Hernández con Diéguez. Iribas sacó, el golpeo se quedó corto y Grippo fue el encargado de atacar el balón. El despeje del central no fue bueno y originó una segunda jugada. Fue en ese momento, crítico en todas las acciones a balón parado que se lanzan en el fútbol, cuando Tejera y Carlos Hernández descuidaron su marca.

A la izquierda, previo al despeje de Grippo: 1-Carlos marca a Diéguez. 2-Tejera marca a Garcés. A la derecha, tras el despeje de Grippo: 1-Tejera se olvida de su par y Carlos va a marcar a Garcés. 2-Diéguez, solo
A la izquierda, previo al despeje de Grippo: 1-Carlos marca a Diéguez. 2-Tejera marca a Garcés. A la derecha, tras el despeje de Grippo: 1-Tejera se olvida de su par y Carlos va a marcar a Garcés. 2-Diéguez, solo

El capitán del Oviedo quiso sumarse a la lucha por el balón, Carlos se juntó al '20' al ver que Garcés se quedaba solo y Diéguez, libre de marca, esperaba unos metros detrás. ¿El resultado? Gol del central del Fuenlabrada. Falta de concentración y de comunicación entre los dos futbolistas azules. En el último saque de esquina lanzado por el equipo de José Luis Oltra, llegó el error. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

De la solidez al desastre: la defensa del balón parado del Oviedo