El Oviedo moldea en Ipurua su salida de balón

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Jimmy y Costas, antes del Eibar-Real Oviedo
Jimmy y Costas, antes del Eibar-Real Oviedo Real Oviedo

Analizamos el papel de la pareja de centrales y del doble pivote en los inicios de juego de los carbayones ante el Eibar

06 nov 2021 . Actualizado a las 03:00 h.

El Real Oviedo, desde la primera jornada de Liga, es un equipo que hace muchas cosas bien. Defiende en bloque como pocos en la categoría, suele complicar el plan inicial de sus rivales, realiza una de las mejores presiones colectivas de la Segunda División y el juego directo sobre sus delanteros está bastante interiorizado por todo el equipo. Pero los azules, obviamente, también tiene muchos debes por mejorar y uno de ellos está relacionado con la salida de balón y los ataques posicionales. En Ipurua, ante el Eibar, el Oviedo dio un paso adelante en este sentido. Faltó un punto de veneno en el último tercio del campo, pero, sostenidos por la pareja de centrales y el doble pivote, los de José Ángel Ziganda controlaron el escenario a través del balón. 

Jimmy en la base, Brugman esperando

Es un movimiento habitual en los partidos del Oviedo, pero en Ipurua, debido al volumen de juego que acaparó el equipo azul, fue más notorio que nunca. Cuando los carbayones robaban el balón, realizaban el primer pase de seguridad y se asentaban en el rectángulo de juego, los laterales azules eran profundos y Jimmy pasaba a formar una línea de tres centrales en salida de balón. Mientras, Brugman esperaba a la espalda de Blanco Leschuk y Edu Expósito, puntas de lanza de la presión armera. El conjunto de Ziganda aprovechó dicha superioridad numérica para iniciar de manera limpia y segura. 

Inicio de juego habitual del Oviedo en Ipurua: 1-Calvo, Costas (con balón) y Jimmy. 2-Brugman, a la espalda de los delanteros del EIbar
Inicio de juego habitual del Oviedo en Ipurua: 1-Calvo, Costas (con balón) y Jimmy. 2-Brugman, a la espalda de los delanteros del EIbar

Calvo y Costas, activando al doble pivote

David Costas es el gran líder de este Real Oviedo. Y lo lleva siendo desde el primer amistoso en el que volvió a enfundarse la camiseta azul. El pontevedrés atraviesa un momento de forma excelso y eso se puede apreciar en cualquier acción: realizando una cobertura en banda, 'tirando' un sombrero a Leschuk cerca de su propia área y, sobre todo, comandando la salida de balón carbayona. Y junto a él, Dani Calvo cada vez es más protagonista.