Un Oviedo en cuadro a la caza del playoff

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Los jugadores del Oviedo celebran el gol de Obeng al Lugo
Los jugadores del Oviedo celebran el gol de Obeng al Lugo Real Oviedo

Las bajas marcan el último partido del 2021 para los azules, que se enfrentarán a la Ponferradina sin cuatro titulares habituales y con refuerzos llegados desde el Vetusta

31 dic 2021 . Actualizado a las 02:31 h.

Nochevieja, con un horario pésimo para ser un día laborable y en medio de una nueva ola de la pandemia que tiene en jaque a la gran mayoría de equipos del fútbol profesional. Pero cuando Gálvez Rascón pite, lo que estará en juego este jueves en el Carlos Tartiere (14:00 horas) será lo de siempre: tres puntos. El Real Oviedo vuelve a jugar un partido el último día del año tras más de tres décadas después y lo hace recibiendo a una Ponferradina que llega cuarta a la capital del Principado 

Las dudas de Ziganda

Matheus Aiás con un esguince de rodilla, Javi Mier que sigue recuperándose de su lesión y las seis bajas que aparecieron tras la semana de vacaciones navideñas. José Ángel Ziganda afrontará el partido ante la Ponferradina sin su central más utilizado (David Costas), sus dos laterales derechos (Carlos Isaac y Lucas Ahijado), su mediocentro más en forma (Gastón Brugman) y sin su pichichi (Borja Bastón) y su escudero (Obeng). Al técnico navarro le toca redibujar su Oviedo.

Que se mantenga el 4-4-3 de los últimos encuentros o se vuelva al 4-4-2 dependerá de cómo vea Ziganda a los canteranos y del grado de polivalencia de los miembros de la primera plantilla. Si el sistema continúa siendo el de los tres centrocampistas, la puerta de la titularidad se abriría para Joni Montiel y Jirka, Pombo y Javi Cueto se disputarían ser la punta de lanza del ataque azul. Si vuelven los dos delanteros, las opciones se multiplican y el propio Cueto ganaría enteros debido a la necesidad de jugar con un ariete de referencia en dicho sistema.