Empate amargo antes de la final

ALFONSO SUÁREZ OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Los futbolistas del Real Oviedo celebran uno de los goles al Zaragoza
Los futbolistas del Real Oviedo celebran uno de los goles al Zaragoza Real Oviedo

El Real Oviedo desperdicia un penalti, iguala en casa ante el Zaragoza y se coloca quinto antes del decisivo choque ante Las Palmas

17 may 2022 . Actualizado a las 14:37 h.

Indescriptible partido el vivido en el Caros Tartiere entre Real Oviedo y Zaragoza. El conjunto carbayón, que buscaba el quinto puesto, vivió los 90 minutos al borde del abismo ante un rival que no se jugaba nada y que se mostró peleón y correoso como no se recordaba. El empate final (3-3) deja a los azules en quinto lugar con un punto de ventaja sobre Girona y Las Palmas y dos sobre la Deportiva Ponferradina, justo antes de visitar a los insulares en lo que es una final por el playoff.

El Real Oviedo se crea un problema él solito

Lo vivido en los primeros 45 minutos del choque escapa a toda lógica. Cualquier intento de explicarlo de forma razonada requeriría horas de análisis, psicoanálisis y algún que otro exorcismo Los peores fantasmas azules aparecieron en el momento más inesperado, ganando 1-0 en casa a un equipo que no se juega nada. Visto con perspectiva, el gol de penalti de Borja Bastón fue lo peor que le pudo pasar al Real Oviedo.

A partir de ahí, una retahíla de errores que no se habían dado en los dos últimos meses y medio. La mayoría de ellos, a balón parado. Los equipos de Segunda conocen ya las costumbres oviedistas y el Zaragoza supo explotarlas. En dos saques de esquina, los maños crearon superioridad jugando en corto, dos contra uno, centro sencillo y gol. El primero, de Jair, solo. El segundo de Bermejo tras recoger en la frontal un rechace de Obeng. Antes, el propio Bermejo había igualado el tanto del pichichi azul tras aprovecharse de un rechace de Femenías.