El pescador fallecido en Ribadeo era un experto y conocía bien la zona

El cadáver del popular hostelero gijonés Chano Castañón fue hallado ayer en Rinlo


Chano Castañón, un popular hostelero gijonés, perdió la vida en Ribadeo cuando practicaba una de sus grandes aficiones, la pesca deportiva, de la que era un experto. Lo hizo además en una zona que conocía bien, entre Illas y Rinlo, que frecuentaba para pescar. Tras alertar de su desaparición el miércoles a primera hora de la tarde, ayer por la mañana se confirmaron los peores presagios y su cadáver fue recuperado a unos tres kilómetros de distancia de donde tenía aparcado el coche, en las inmediaciones de una vieja cetárea de Rinlo.

Aunque desde primera horas de la mañana se había reanudado el operativo de búsqueda, con Guardia Civil, embarcaciones de Salvamento Marítimo y un helicóptero, tareas en las que también participaron familiares de Chano Castañón, fue un vecino que paseaba por las proximidades de la vieja cetárea de Rinlo quien descubrió el cadáver sobre las rocas de una pequeña cala.

De inmediato, buena parte de los agentes que rastreaban por la zona se desplazaron para confirmar si se trataba del pescador asturiano. En un primer momento se optó por sacar el cuerpo sin vida de Chano Castañón en helicóptero, pero fue finalmente el personal de una ambulancia de Ribadeo el encargado de subirlo en camilla hasta un campo cercano. En las inmediaciones se reunían buen número de medios de comunicación, vecinos de la zona y varios amigos del empresario gijonés que desde primera hora seguían de cerca los trabajos de búsqueda. Algunos de ellos confirmaron que el fallecido había pescado en esa misma cala de Rinlo varias veces, aunque en este caso se cree que Chano Castañón lo estaba haciendo en Illas, donde aparcó el coche, y tras caer al mar el cuerpo fue arrastrado varios kilómetros.

Buzos

Poco antes algunos vecinos de la zona y conocidos del pescador fallecido habían apuntado la posibilidad de encontrar el cuerpo en un foso donde habitualmente suelen pescar lubinas. Ante esas sospechas, se pidió la intervención de los buzos de los Geas de la Guardia Civil, que finalmente llegaron cuando ya había aparecido el cadáver. «En el mar puedes tener un despiste o mala suerte. No perdona», manifestaba Baldomero Castro, un vecino del lugar. «Nadie está libre de un accidente, un resbalón o algo parecido. Da igual los años de experiencia que tengas», comentaba Alfonso Barrio, un amigo personal del fallecido que se desplazó a Ribadeo a seguir los trabajos de búsqueda.

Conmoción

Chano Castañón, de 62 años, era muy querido en Ribadeo y Barreiros. Esta semana pasaba unos días con su mujer en un cámping de Benquerencia (Barreiros). Le gustaba el lugar por la tranquilidad y por poder estar cerca de la mar. Pero, sin duda donde la noticia ha ocasionado una profunda conmoción ha sido en Gijón, donde Chano Castañón regentaba con su hermano el Café Gregorio, local mítico que fundó su abuelo hace ya muchos años.

El fallecido era un experto y un gran aficionado a la pesca. Así se evidenciaba en los numerosos vídeos que colgaba en Youtube y en un blog de pesca que actualizaba prácticamente a diario. «Iba a pescar con su cámara para inmortalizar cada pieza pescada», manifestó ayer uno de sus amigos, que se desplazó a Ribadeo tras saber de la desaparición.

Hace unos días Chano Castañón apareció en un programa de Televisión Española explicando cómo eran algunas de sus jornadas de pesca.

Ayer, tras divulgarse la noticia de la aparición del cadáver, las redes sociales se llenaron de mensajes de lamento y conmoción, además de sentidos pésames a su familia.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El pescador fallecido en Ribadeo era un experto y conocía bien la zona