Un tornado barre el límite entre Valdés y Cudillero

Los vecinos grabaron impactantes imágenes de las conocidas como «mangueras»

Un tornado entre Cudillero y Valdés El mal tiempo ha dejado imágenes impactantes en Asturias. Un vídeo compartido por Luis Laria, coordinador del Cepesma, muestra un tornado grabado por un amigo barriendo la zona de Ballota

redacción

No es una película. Los vecinos de la localidad de Ballota lo vivieron en primera persona. Un tornado barrio el domingo por la tarde la rasa costera entre los concejo de Valdés y Cudillero. Los más hábiles sacaron el móvil y dejaron testimonio gráfico de lo que estaba sucediendo. El coordinador del Cepesma, Luis Laria, ha compartido en redes uno de esos vídeos grabado por un amigo. Los daños todavía están pendientes de evaluar pero el pequeño tifón tumbó árboles, afectó a tendidos eléctricos y provocó destrozos en tejados. De hecho, efectivos de bomberos acudieron a la zona para revisar la avería eléctrica y evitar males mayores.

«El cambio climático no solo trae sequías prolongadas, también lluvias torrenciales, tropicalizaciones a las que debemos comenzar a acostumbrarnos», advierte Laria. Explica que el fenómeno que ayer se formó en el occidente costero de Asturias son las denominadas mangueras, «pequeños tornados condicionados a la térmica marina, que se aprecian en el mar son fenómenos de siempre durante el verano en la costa Cantábrica pero en tierra firme cual es este caso ya son otra cosa para preocuparnos y no será el único».

La lluvia se queda en Asturias hasta la recta final de la semana

N.M.
Una calle de Oviedo bajo la lluvia
Una calle de Oviedo bajo la lluvia

Aemet desactiva la alerta por fuertes tormentas durante los primeros días de julio. Las temperaturas seguirán siendo agradables

Ya ha empezado julio pero el verano no se digna a personarse por el Principado de Asturias para despejar los cielos. Según avanza la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), las lluvias continuarán previsiblemente hasta la recta final de la semana. No obstante, se desactiva la alerta amarilla por fuertes tormentas que se mantuvo durante todo el fin de semana a partir de este lunes.

Los chubascos generalizados serán la norma, aderezados con ligeros claros para marcan un panorama claramente inestable. Las temperaturas, por su parte, se estiman que sigan permaneciendo agradables. Para esta primera semana se julio las mínimas oscilarán entre los 13 y 16 grados, mientras que las máximas se moverán entre los 20 y los 25 grados en buena parte de los concejos del Principado. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Un tornado barre el límite entre Valdés y Cudillero