Libertad provisional para el acusado de violación en el Carmín

El juez de Primera Instancia mantiene la imputación del joven, que deberá mantenerse alejado 500 metros de la menor y presentarse los días 1 y 15 en el juzgado

Cartel contra las agresiones machistas de El Carmín
Cartel contra las agresiones machistas de El Carmín

Libertad provisional con orden de alejamiento de 500 metros y orden de comparecencia cada quincena en el juzgado. Son las medidas que el juez de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Siero, ha impuesto al joven detenido bajo una acusación de presunta violación denunciado por una menor, y que se habría producido en la fiesta del Carmín de Pola de Siero el pasado lunes. Ni acusación particular ni fiscalía han pedido el ingreso en prisión del joven detenido, que había pasado a disposición judicial esta mañana tras su detención. El magistrado, atendiendo la petición del ministerio fiscal, mantiene la imputación para el detenido, pero ha dictado un auto de libertad provisional con orden de comparecer los días 1 y 15 de cada mes junto a una orden de alejamiento de 500 metros de la víctima y su familia. También le ha prohibido comunicarse con ella o su familia de ningún modo.

La Policía Nacional abrió el lunes una investigación tras recibir la denuncia de una menor por una agresión sexual sufrida en la romería del Carmín, donde cada año se dan cita miles de jóvenes. La víctima fue atendida inicialmente en el centro de salud y posteriormente fue trasladada hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) para ser examinada por los facultativos.

El concejal del área de Seguridad Ciudadana de Siero, César Manuel Díaz Rodríguez, explicó ayer que los hechos denunciados ocurrieron en «la parte sur del prao» de La Sobatiella, donde la menor, acompañada de dos amigas, se encontraba celebrando las fiestas. Nada más tener conocimiento de la denuncia, se presentaron en la zona agentes del Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local, Protección Civil y Cruz Roja para auxiliar a la víctima, a la que derivaron al punto de atención violeta instalado en La Sobatiella.

Este año, la Concejalía de Bienestar Social y la Sociedad de Festejos se habían unido para lanzar un mensaje en la camiseta oficial de la fiesta: «Tolerancia cero a las agresiones machistas». La organización del Carmín había establecido un punto de atención en el centro de coordinación de la fiesta, donde personal sanitario, de Cruz Roja, Protección Civil y policías estaban preparados para ayudar a posibles víctimas de abusos o agresiones. Los lemas de las camisetas se volcaron este año apoyando a la víctima de la manada, de Pamplona. «Qué parte del no es no, no entiendes», eran algunos de los eslóganes.

Las diligencias abiertas por agresión sexual continuarán ahora el curso de su instrucción en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Siero.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Libertad provisional para el acusado de violación en el Carmín