Semillas que brotan de cajas de madera

Una empresa que fabrica embalajes industriales personalizados se impone en un concurso de emprendedores de Valnalón. Un portal turístico de reservas y gestión comparte el galardón


Langreo

Puede ser, y lo es, que de una semilla broten cajas de madera personalizadas para cada cliente; o que surja esa dinamización turística que tanto necesita el valle del Nalón, en particular, y Asturias, en general, después de la fallida reconversión minera e industrial pretendida en las dos últimas décadas. Esas semillas fueron plantadas hace, más o menos, un año en el Centro de Empresas de Valnalón y hace unos días se reconocía a los proyectos constituidos ya en empresas Asturcaja y Vive-asturias.com como los mejores de entre 53 presentados y 14 seleccionados a los premios semillero de proyectos. Pero, ¿qué tienen estas iniciativas para ser empresas con una proyección tal que llegan desde la comarca del Nalón a cualquier parte del mundo?

Juan Pedro Navareño y su novia Leticia Luaces son los impulsores de Asturcaja, una empresa de embalajes industriales de madera que se caracteriza por fabricar de manera personalizada en función de las necesidades que requiera cada proyecto. Una de las preocupaciones del promotor de Asturcaja es «que nuestros embalajes cumplan con las características técnicas que requieren las mercancías de nuestros clientes» y, por tanto, que «esa mercancía llegue bien a su destino». Esta implicación ha supuesto que la empresa de Juan Pedro tenga clientes fijos cuando apenas lleva seis meses en marcha. Dos empresas, una de la industria del vidrio y otra refractaria, dan el mayor volumen de trabajo a Asturcaja.

Leticia Luaces, su novia, fue quien de algún modo plantó la semilla de esta empresa mientras Juan Pedro trabajaba en Santo Domingo. «Ella movió la idea, encontró el Centro de Empresas y tiraba por el proyecto mientras yo estaba fuera. Cuando vine traía dinero y pudimos arrancar en enero de este año», explica él mismo, orgulloso de haber logrado, finalmente, uno de los galardones, aunque confiesa que acudió al acto de entrega sin muchas esperanzas.

El reconocimiento le ha supuesto un aliciente más para seguir trabajando, «porque trabajo tenemos todos los días», comenta satisfecho. El volumen es tal que, en algunos momentos, necesita echar mano de un trabajador autónomo que le apoye en la fabricación para entregar en tiempo y forma al cliente. Así, aunque de momento quiere «intentar tirar con la fabricación» él sólo, no descarta tener que llegar a contratar a otro trabajador. Asegura que «competencia hay poca» en este tipo de empresas, con lo que la demanda de embalajes en Asturcaja puede crecer notablemente en el corto-medio plazo.

El turismo como recompensa

Y mientras el producto de Juan Pedro sale desde Valnalón a cualquier parte del mundo, el de Luis Reyes también puede llegar al sitio más remoto aunque su objetivo es lograr el retorno y ser «receptores de turistas». Él, junto con su socio Juan Miguel Agueria, son los impulsores de Vive-asturias.com, una empresa que, además de ser portal turístico para realizar reservas online, también funciona de gestora turística para otras empresas. Una de ellas Hunosa, a modo de ejemplo. Según explica Luis Reyes su objetivo es «enseñar la industria viva y la industria patrimonial» que tiene el valle del Nalón y Asturias «creando paquetes turísticos». De hecho, lo que pretende este canario afincado en la región desde hace tres años, es trasladar su experiencia como director de cadenas hosteleras e implantar aquí el modo de vender turismo que tienen en las islas. Parte de que la comarca, en particular, y Asturias, en general, «tienen una belleza impresionante». Además, considera que «el turismo industrial tiene una demanda enorme» que hay que aprovechar hasta el punto de que «hay que desestacionalizar el turismo» en la región.

Reyes inició su andadura con el semillero de proyectos de Valnalón en junio de 2015, porque percibía que había «demanda» de una empresa de estas características. De hecho, Vive-asturias.com es el primer portal turístico de la cuenca naloniana y pretende expandirse «como central de reservas de toda Asturias, porque como tal no hay en la región». Por el momento, lo que ha logrado es ser «delegados de la Asociación de Operadores Turísticos Industriales (AOTI), que sólo hay uno por región, para crear paquetes turísticos vinculados a la industria en el Nalón y en Asturias». Esto ha conllevado un incremento de los puestos de trabajo en Vive-asturias.com. En un año Luis Reyes ha pasado de estar únicamente con su socio a ser cinco en la empresa con previsión de crear otros dos puestos más de aquí a un año. Y, a medio plazo, calcula que serán entre 15 y 20 personas «porque ser delegados de AOTI conlleva que habrá grupos turísticos y la idea es tener nuestros propios guías».

El objetivo final de este emprendedor es hacer «que se conozca esta zona, porque esto no lo conoce nadie» y, según asegura, Asturias es un destino que busca mucha gente. «Todos los nórdicos buscan destinos como este» comenta Luis Reyes, quien apostilla que lo que hay que hacer es darles la ruta organizada «porque el turismo industrial tiene una demanda impresionante». Y cuando habla de turismo industrial habla de hacer visitas no sólo al pozo Sotón, sino que ha llegado a un acuerdo con Hunosa para gestionar la entradas e, incluso, también llevar a los turistas a una fábrica de chorizos o a una empresa dedicada a la miel.

Y, precisamente, Vive-asturias.com logró el premio de Valnalón por ser una empresa turística adaptada a las nuevas tecnologías de la información. En este sentido, Reyes destacó que «estamos intentando digitalizar todo lo posible» la oferta turística y anunció que pondrán en marcha una aplicación «para que el turista tenga toda la ruta marcada del paquete que ha comprado y que, una vez que llegue a Asturias, pueda hacer esa ruta por su cuenta si así lo quiere». Su objetivo último es hacer que quién visite el valle del Nalón y Asturias nunca olvide el encanto de este territorio.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Semillas que brotan de cajas de madera