Conociendo la historia minera con Dolfín

El pozo Sotón inicia las visitas teatralizadas dirigidas al público infantil, que tienen como protagonista a un «guaje» que interactúa con el visitante

Conociendo la historia minera con Dolfín La iniciativa, promovida por Hunosa, da a conocer la historia del sector minero y tiene como protagonista a un «guaje» que interactúa con los visitantes

Sotrondio

«¿Vísteis al vigilante? Nun me dieron destino hoy, nun sé pa donde voy». A Dolfín lo han sorprendido una treintena de visitantes en la casa de aseos, mientras termina de ponerse la ropa para una jornada de trabajo en el pozo Sotón. Empezó como guaje a los 16 años y su aspiración es llegar a «ayudante de picaor». Así es como iniciaba Dolfín su relación con quienes esta mañana han participado en el Centro de Experiencias y Memoria de la Minería en la primera visita teatralizada, una iniciativa piloto con la que se pretende acercar la historia de la minería a las familias, especialmente a los niños. 

Esta primera visita ha sido organizada por Hunosa en colaboración con empresas de turismo rural de la comarca del Nalón, concretamente con El trasgu la fronda. Con esta iniciativa, los participantes conocen la historia del sector minero siguiendo el discurso de un guaje que interactuará con las guías del centro y apoyándose en los contenidos del centro explicará la evolución de la industria del carbón de una forma que resulte amena para los grupos familiares.

De su mano, los visitantes recorrieron en la mañana de este jueves la lampistería, la casa de aseos, las oficinas de los vigilantes, la enfermería, etc. Incluso pudieron hacer uso de las nuevas tecnologías con las que el Centro de Experiencias trata de acercar al visitante a la minería, sentir la sensación de oscuridad absoluta que se tiene en el interior de una mina, empujar vagonetas como se hacía al principio en la mina o, también, hacerse una foto con Dolfín en un croma para que en la imagen definitiva se encuentren en el interior de la mina o en cualquiera de las instalaciones de un pozo minero. Esta fotografía queda para el recuerdo de los visitantes puesto que ofrece la posibilidad de enviarla de inmediato por correo electrónico.

La responsable de la empresa de turismo activo con la que Hunosa ha organizado estas visitas teatralizadas explicaba que el objetivo de esta propuesta es «llegar al público infantil a través de un guaje», que es una palabra muy típica asturiana que al final les acaba quedando en la cabeza. Y lo que queremos es que los otros guajes, los que nos visitan, visualicen los trabajos de la mina, que vivan nuestra historia y acercarles esta experiencia», señalaba Bárbara Canteli.

Entre los visitantes se encontraba Carlos Juárez, con su mujer y sus dos hijas, procedentes de Madrid y que llevan varios días visitando la región asturiana. Para ellos fue una sorpresa llegar al pozo Sotón y encontrarse con esta visita teatralizada. «No veníamos pensando que habría esta visita, pero es muy interesante y muy interactiva, sobre todo, para las niñas», comentaba casi al final de la visita. Así, esta familia valoraba como «muy buena la iniciativa» y aseguraba que lo recomendaría.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Conociendo la historia minera con Dolfín