Las Cuencas quieren rozar el lleno turístico en agosto

Las reservas en los alojamientos del Caudal y del Nalón rondan el 85% para finales de julio y principios de agosto y la previsión es llegar al 100%


Mieres

Entre los muchos destinos turísticos que tiene Asturias, las cuencas van ganando posiciones año a año. Aunque aún queda mucho por hacer para que las comarcas del Nalón y del Caudal se consoliden como tal, lo cierto es que los datos de ocupación en los alojamientos de la temporada pasada y las previsiones que tienen para esta hacen que asociaciones y empresas vinculadas al turismo vean con optimismo el periodo estival y a este sector como una alternativa para sacar a estos territorios de un letargo que dura ya demasiados años. Según las fuentes consultadas por La Voz de Asturias, las reservas en los alojamientos de estas zonas se sitúan ya en el 85% para la segunda quincena de julio y la primera de agosto, aunque la previsión es llegar al cien por cien durante esas semanas. Así, la percepción es que el verano será un poco mejor que el pasado, el cual ya fue positivo turísticamente hablando.

Además, hay que poner en valor las cifras de ocupación de la temporada estival de 2016 teniendo en cuenta el incremento de plazas de alojamiento que se ha dado en las comarcas mineras en la última década. Según los datos de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei), si en 2007 estas se cifraban en 2.301, hasta el pasado año se habían incrementado casi un 50% y entre las del Nalón y las del Caudal había 3.437 plazas entre los diferentes tipos de establecimiento (hoteleros, de turismo rural u otro tipo de alojamientos como camping, albergues, apartamentos turísticos o viviendas vacacionales).

En los alojamientos de la comarca del Caudal la previsión para este verano es optimista. Según el presidente de la Asociación de Turismo de la Montaña Central (Asturcentral), Luis Núñez, por el momento el mayor número de reservas se concentra en la última semana de julio y en las tres primeras de agosto, fechas para las que ya quedan pocas plazas de alojamiento puesto que las reservas están entre el 85 y el 90%, aunque la previsión es colgar el cartel de completo. Así, el mismo señala que esas fechas parece que son las preferidas por los turistas para visitar las cuencas; turistas que vendrán de la zona del Mediterráneo, del sur de Andalucía, de Madrid y del País Vasco, principalmente. Núñez apostilla que está un poco más floja esta primera quincena de julio «y no sabemos muy bien a qué se debe, pero agosto es el mes preferido». Otro apunte que hace el representante de Asturcentral, es que las estancias en los alojamientos han crecido un poco y los turistas vienen «de semana en semana». Por tanto, percibe que esta temporada habrá un repunte y que será «un poco mejor» que la pasada, y es que, según dice, para quienes nos visitan no es determinante el tiempo que haga en esos días porque vienen con el viaje preparado, con alternativas para los días en los que el tiempo no acompañe y, sobre todo, «a descansar».

El presidente de la Asociación Aller Experiencias, Armando Valdés, también habla de «optimismo» para este verano porque al menos espera «una afluencia como la del año pasado» y entonces la ocupación «fue bastante alta». Es más, considera que fue «uno de los mejores veranos» y ahora los indicios apuntan a que este irá en la línea del anterior. Coincidiendo con el presidente de Asturcentral, Valdés apunta que para finales de julio y principios de agosto la reserva ya se sitúa por encima del 80%, aunque su previsión también es que se llegará al 100%. Ahora lo que quiere analizar el representante de Aller Experiencias es el tipo de visitante que se aloja en el concejo de Aller y en la comarca ya que, según manifiesta, los visitantes del verano pasado fueron indirectos: «buscaban alojarse en otra zona y al estar completas esas zonas acabaron en la comarca, podría decirse, que de rebote», con lo que quiere saber «si este año son visitantes que repiten» porque quedaron satisfechos con la ubicación y, por tanto, «este año ya nos eligen como primera opción».

Pero aunque las previsiones de ocupación las tienen para julio y agosto, en septiembre también habrá unos días en los que los alojamientos del Caudal cuelguen el cartel de completo. Que el Angliru haya vuelto a La Vuelta (o viceversa) ha conllevado que muchos establecimientos de la comarca tengan sus plazas al cien por cien desde hace meses. Alojamientos de concejos como Riosa, Morcín o Lena cuelgan el cartel de completo para el fin de semana del 9 de septiembre, fecha en que se disputará la vigésima etapa, que discurrirá entre Corvera y el Alto de l’Angliru y que se vaticina decisiva.

En la comarca del Nalón coinciden en que la ocupación parece que será «un poco superior» a la del pasado verano, según apuntan desde el Albergue El Alba, donde ya tienen alguna semana al cien por cien de reservas tanto a finales de julio como a principios de agosto. Lo que señalan que está un poco más floja es esta primera quincena de mes. Sin embargo, para Pepa Cabello, de Casa Les Pedroses, estos primeros días de julio «están siendo muy buenos» y es a finales de mes cuando aún tiene plazas disponibles. Pero la tónica general también en el Nalón es que se roce la plena ocupación en las primeras semanas de agosto, ya que Pepa Cabello comenta como anécdota que «ya hay gente desesperada buscando estancia para esas semanas». No obstante, entre los alojamientos siguen la política de traspasarse clientes cuando uno ya está completo. Además, los visitantes de la comarca del Nalón también harán su estancia un poco más larga de lo que lo hacían los turistas de años anteriores y las reservas se hacen para una semana en casi todos los casos.

El potencial del Nalón para vender experiencias

Por su parte, Luis Reyes, gerente de la empresa Vive Asturias, que gestiona reservas para varios alojamientos y recursos turísticos, señala que para este verano percibe que habrá «un repunte hacia el Parque Natural de Redes». Por lo pronto, comenta que la media de reservas para esta temporada «ronda el 70%» y destaca que al Nalón están llegando también algunos turistas internacionales. El mismo destaca que la zona del Alto Nalón está ofreciendo una oferta complementaria importante con la reapertura de museos como el de la madreña o el de la apicultura, museos que en los dos meses que llevan abiertos ya han logrado casi el mismo número de visitantes que en todo el año pasado. Vive Asturias gestiona, además, las entradas al pozo Sotón y según Luis Reyes, el número de reservas para los meses de julio y agosto es altísimo y ya sólo quedan «huecos» para algunas de las jornadas.

Luis Reyes manifiesta que el valle del Nalón tiene un gran potencial para vender experiencias a los turistas, algo que parece ser le interesa a una importante agencia de viajes. Así, aunque considera que, aunque en la comarca todavía queda mucho por hacer para ser un referente turístico, se está en la senda para lograrlo de aquí a unos años.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las Cuencas quieren rozar el lleno turístico en agosto