Hunosa amplía el ERTE de Sadim a los directivos y reduce los recortes al resto de la plantilla

La jornada laboral se reducirá a seis horas diarias y se eliminarán los complementos salariales durante 15 meses

Sede de Sadim
Sede de Sadim

Langreo

Hunosa y los trabajadores de Sadim Ingeniería han logrado alcanzar un acuerdo sobre las condiciones del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que la empresa estatal planteaba a mediados de este mes de diciembre. Si bien inicialmente propuso una reducción del 50% de la jornada para 41 de los 46 empleados, además de la eliminación de los complementos salariales desde el primer día de 2018, esta semana finalizaba la negociación con una disminución de esos ajustes que pasarán por recortar un 25% las horas de trabajo, es decir, los trabajadores de Sadim Ingeniería tendrán una jornada de seis horas. Otra modificación que se ha logrado en la negociación es que el ERTE afecte al cien por cien de la plantilla, incluidas las cinco personas de dirección, que en un principio iban a quedarse fuera del expediente que se iniciará el próximo 8 de enero.

El representante de los trabajadores, José Luis Liébana, mostraba este viernes su satisfacción con que se hayan minimizado las condiciones del ERTE ya que, en su opinión, lo que inicialmente planteó Hunosa significaba «una manera de cerrar dilatadamente» Sadim Ingeniería. «Hemos conseguido que Hunosa entrase en razón, y es un paso para que la empresa no muera», ha manifestado Liébana, que ha recordado que esta filial de la empresa estatal minera es «el principal baluarte de la diversificación». 

El mismo ha explicado que el acuerdo que se ha alcanzado, y que han avalado los trabajadores, supone la reducción en dos horas diarias de la jornada laboral para la totalidad de la plantilla, incluido el personal de dirección, «porque si se trata de reducir costes también se les debe meter a ellos en el ERTE que son los que tienen mejores sueldos». En el acuerdo se deja la puerta abierta a que un 20% de la plantilla pueda salir en expediente de regulación para cumplir, por ejemplo, viajes programados que podrían significar un aumento de la carga de trabajo. De vigilar el desarrollo del ERTE se encargará la Comisión de Seguimiento que se nombrará, que tendrá como pretensión, según el presidente del Comité de Empresa, recortar la duración del expediente s 12 meses cuando está establecido para 15 meses.

Pese a que se mantiene el ajuste en los salarios, al quitarse los complementos salariales, José Luis Liébana considera que hay «un cambio sustancial» en las condiciones del ERTE y que esto «da esperanza» de que Sadim  Ingeniería pueda tener un futuro cuando para alguna de las áreas «hay previsión de que entren proyectos». Así, espera en que la acción comercial de resultados en los próximo meses y que entren nuevos trabajos, sobre todo para el área de informática que, según el representante de los trabajadores, es el que está más flojo en la actualidad.

En vista del acuerdo alcanzado, los trabajadores han suspendido las concentraciones y las manifestaciones que habían programado después de que Hunosa presentase su propuesta de ERTE, una propuesta que para el Comité de Empresa era «inviable» para una empresa del ámbito de Sadim Ingeniería, ya que el planteamiento era reducir la jornada laboral a cuatro horas. Para Liébana, mermar en tanta medida la capacidad de trabajo significaba perder clientes cuando lo que necesita la filial es captar nuevos.

Hunosa dinamita Sadim Ingeniería al plantear un ERTE al 90% de la plantilla

Carmen Liedo
Sede de Sadim
Sede de Sadim

Los trabajadores temen que estos ajustes impliquen el cierre de la filial

Los mineros que aún trabajan para Hunosa no son los únicos que miran al futuro con incertidumbre. La empresa pública planteaba hace unos días dos procedimientos de ajuste para la plantilla de su empresa filial Sadim Ingeniería. Según han trasladado desde el Comité de Empresa, la entidad aplicará a partir del 1 de enero de 2018 un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a 41 de los 46 trabajadores y la modificación sustancial de las condiciones de trabajo eliminándoles los complementos salariales. Esto, en opinión del representante de los trabajadores, José Luis Liébana,  «dinamita a uno de los referentes de la diversificación del grupo minero y de la industria asturiana», ya que teme que estas medidas deriven en la pérdida de clientes y en el cierre de la filial. Además, recuerda que en este momento Hunosa «se encuentra en una encrucijada histórica».

Seguir leyendo

Valora este artículo

3 votos
Tags
Comentarios

Hunosa amplía el ERTE de Sadim a los directivos y reduce los recortes al resto de la plantilla