Ocho empresas que han elegido las cuencas para crecer

El precio «razonable» del suelo industrial, las subvenciones y las buenas conexiones por carretera es lo que ha llevado a estas compañías a apostar por las comarcas mineras para ampliar sus negocios

Ocho empresas que crecen en las cuencas
Ocho empresas que crecen en las cuencas

Langreo

Aunque las cuencas son unos territorios en declive que en las últimas décadas han perdido mucha industria y aún hoy en día siguen con la soga al cuello por la amenaza de cierre de algunas otras, cierto es también que hay empresas que han decidido apostar por las comarcas mineras bien instalándose en ellas, creciendo en alguno de sus polígonos o ampliando sus instalaciones si tienen oportunidad. Son empresas cuyo mercado es en muchos casos más bien internacional, pero que consideran que las cuencas tienen en la actualidad «buenas conexiones» y, por tanto, se animan a crecer en ellas al considerar que aquí pueden encontrar suelo «a precio razonable» y tener «acceso a ayudas». En su día las comarcas del Nalón y del Caudal acogieron empresas principalmente vinculadas al sector industrial, sin embargo, las ocho empresas que se citan en este reportaje muestran la diversificación que se ha producido en estas zonas, donde crecen compañías del ámbito tecnológico, químico, industrial o agroalimentario.

En la mayoría de los casos el primer paso de esa expansión o crecimiento es la ampliación de sus instalaciones, por lo que muchas de estas empresas se han sumergido en la búsqueda de parcelas libres en los polígonos de las comarcas mineras. El incremento del espacio suele implicar también un incremento de la plantilla, en unos casos en mayor medida que en otros, que repercute en las propias cuencas puesto que los trabajadores que se contratan son de estos territorios.

Intellumen, Vulcanizados Baldajos, Recauchutados del Cantábrico, Proquiman, Asturiana de Laminados (ASLA), Zitrón, Cerveza Caleya o InoxNalón son ocho empresas que están apostado en la actualidad o han apostado en el último año por su ampliación en las comarcas mineras.

Vulcanizados Baldajos y Recauchutados del Cantábrico

El Grupo Baldajos surgió de la mano de Alejandro Díaz hace quince años. Desde entonces sus compañías no han parado de crecer y para seguir haciéndolo ha elegido la comarca del Nalón. El grupo, formado por Vulcanizados Baldajos (puntos de venta) y Recauchutados del Cantábrico (fabricación de neumáticos), se encuentra en plena fase expansión a nivel nacional y tiene un gran acuerdo con Bridgestone por el que es el único fabricante a nivel de la Península Ibérica y las islas de neumáticos de camión y autobús. Para dar cobertura a esa elevada demanda, la empresa está ejecutando una ampliación en las instalaciones del polígono de La Moral, en Langreo. «El objetivo es poner en marcha nuevas líneas de negocio, utilizar el mismo producto recauchutado pero para maquinaria de grandes dimensiones de obra civil. Podremos fabricar la medida 59x80x63, la de mayor dimensión del mundo y que nunca se ha hecho en España», señala el dueño del grupo. Su pretensión es «consolidar posiciones en mercado español y aprovechar la oportunidad de los puertos y la conectividad marítima que favorece la exportación a otros mercados», por lo que su intención es seguir creciendo y por ello está en reuniones con el Ayuntamiento langreano para adquirir terrenos que les permitan construir otra nueva nave. «Queremos que la planta sea un único bloque productivo de unos 40.000 o 50.000 metros cuadrados. Es un proyecto para los años 2019-2020 para aumentar la capacidad productiva en Langreo». El número de empleos depende de los picos de producción, pero en el grupo trabajan unas 130 personas, con un incremento anual en los últimos ejercicios de aproximadamente el 20%. Este año ha facturado 20 millones.

Proquiman, en crecimiento en La Moral

Proquiman es una empresa especializada desde hace más de 30 años en la fabricación y distribución al por mayor de todo tipo de productos químicos dirigidos al mercado nacional (empresas y administraciones públicas). En 2012 decidió trasladar su sede a Langreo, instalándose en el polígono de La Moral. Desde entonces, gracias a sus modernas instalaciones y a la ampliación de la factoría, ha triplicado su facturación y ha incrementado su plantilla de cinco a nueve trabajadores, tres de los cuáles son de las cuencas, según ha concretado el responsable de Proquiman. El mismo ha explicado que su desembarco en las comarcas mineras se dio «porque buscábamos un buen emplazamiento con suelo a un precio razonable», condiciones que cumplía el área industrial langreana de La Moral ya que tiene «unas comunicaciones que no son malas y te ponen en la autopista hacia Castilla y León, Galicia, Cantabria o el País Vasco en unos minutos». Además, no oculta que «el acceso a las ayudas también nos animó», aunque matiza que Proquinan es «una empresa que ha cumplido su compromiso» y, por tanto, «una ejemplo de éxito» de la reindustrialización de las comarcas mineras. La prueba de que esta empresa tiene intención de seguir creciendo en estos territorios es que ha comprado otros 2.000 metros cuadrados de suelo en La Moral, de los cuáles 1.000 serán edificados.

Inoxnalón prepara un plan de expansión

El deseo de los fundadores de convertir a Inoxnalon en una empresa que pueda ofrecer a sus clientes una mayor capacidad productiva, y convertirse en un referente de calderería no sólo en Asturias, sino en España es lo que ha llevado a esta empresa ubicada en el polígono de Valnalón, en Langreo, a impulsar la construcción de una nueva nave, en la que se instalará la línea de corte y resto de maquinaria al objeto de dejar las instalaciones antiguas destinadas a producción. Además, según han explicado desde la dirección de Inoxnalón, estos metros de crecimiento, permitirá realizar trabajos con materiales delicados al contar con un  área específica para los mismos. La empresa cuenta en a actualidad con una plantilla de 26 personas, pero estima que si el sector sale de la crisis y la expansión se produce como está previsto, se incrementara el número de trabajadores, con una media de edad muy joven. Y es que la empresa está preparando un plan de expansión que en un principio abarcará áreas industriales nacionales. No obstante, la dirección no descarta que en cooperación con otras empresas pueda hacer alguna incursión en mercados internacionales, aunque «desde su situación en la Ciudad Industrial de Valnalon cuenta con los medios adecuados para afrontar estos planes de crecimiento», matizan desde Inoxnalón.

Zitrón potenciará la línea de negocio de Turón

Turón ha sido la localidad de las comarcas mineras elegida por la empresa Zitrón para crecer. Esta empresa, líder en la fabricación de sistemas de ventilación para minería, obras públicas y sector naval y equipos para transporte, perforación y elevación con más de medio siglo de experiencia, tiene su sede central en Gijón y una línea de producción en La Cuadriella desde hace una década. A mediados del pasado año adquiría una nave de 900 metros cuadrados colindante a la planta principal que tiene en la localidad turonesa para hacer frente a la carga de trabajo derivada de las obras del sistema de ventilación del metro de Doha. No obstante, desde Zitrón apuntan que la producción que se realiza aquí «es una unidad de negocio que queremos potenciar». En la actualidad esta planta cuenta con 17 trabajadores de los 220 que la empresa tiene en España. Respecto a la decisión de crecer en las cuencas, fuentes de Zitrón apuntan que la empresa ya tenía raíces en estos territorios, lugar de origen de los fundadores. A esto se unió la oportunidad de crecer con la ayuda de Sadim Inversiones, aunque a los tres años Zitrón se hizo con la parte participada por la filial de Hunosa. Por otro lado, desde la dirección han apuntado que la ubicación de esta planta «para nosotros no es mala», ya que consideran que «la conexión es buena» para sacar su mercancía por carretera.

Cerveza Caleya aumenta su producción en Valnalón

Pero las empresas que hoy por hoy crecen en las cuencas no son sólo del ámbito industrial. El sector agroalimentario también se ha hecho un hueco con perspectivas de ir a más. Cerveza Caleya es un ejemplo, una empresa que nació a finales de 2012 en Sobrescobio para la producción de cerveza artesana. En apenas un lustro sus instalaciones en el concejo coyán se quedaban pequeñas y hace unos meses se trasladaban a Valnalón para seguir creciendo. Uno de los socios de Cerveza Caleya, Silvestre Alonso, explicaba entonces que el cambio de ubicación les permitiría ampliar la producción y que, aunque el objetivo a corto plazo era llegar a los 200.000 litros, el mismo advertía que la nave que han habilitado en el área industrial langreana tiene capacidad para llegar al millón de litros de cerveza. Para Silvestre Alonso y sus socios era importante mantenerse en la comarca del Nalón «por una cuestión de identidad y por tratar de fomentar la economía local» de unos territorios en los que cree que antes faltaba la iniciativa emprendedora «porque siempre hubo empresas estatales» que daban empleo a la población. En Cerveza Caleya son cuatro trabajadores, aunque estacionalmente tienen que contratar a más personal más para poder sacar la producción de las cuatro variedades de Cerveza Caleya que ofrecen a un mercado que ya ha traspasado fronteras.

Intellumen, empresa puntera en tecnología LED

Localizada  en el polígono industrial de Valnalón, centra su actividad en la fabricación y comercialización de sistemas de iluminación inteligentes con tecnología LED. Su negocio está orientado a aparcamientos, plantas y naves industriales, aeropuertos, estaciones, oficinas, centros de enseñanza, hoteles y hospitales. Esta empresa que desarrolla tecnología puntera y crea software para aumentar los beneficios de eficiencia energética cuenta en la actualidad con seis empleados, una plantilla que espera incrementar con la proyección de su volumen de negocio. De hecho, el porcentaje más importante de los proyectos que desarrollan son para clientes de fuera de España.

ASLA creará 80 empleos con la ampliación de su planta

Asturiana de Laminados (ASLA), empresa que se dedica a la producción de bobinas y opera con la marca «elZinc», está en estos momentos en plena ampliación de su planta de Villallana, una ampliación con la que estima creará 80 nuevos puestos de trabajo en un plazo de tres años. La expansión de esta empresa comenzaba el pasado verano cuando se hacía con otra parcela en el polígono lenense donde ya tiene levantada una nave que todavía tendrá que dotar de maquinaria. Cabe destacar la evolución de esta factoría que tiene una plantilla de 130 trabajadores cuando en 2010 era de 36 personas. La producción también se ha multiplicado por tres en estos siete años pasando de 8.000 a 28.000 toneladas, que exporta a casi medio centenar de países diferentes.

Valora este artículo

10 votos
Comentarios

Ocho empresas que han elegido las cuencas para crecer