Discurso de Mallada con sabor a despedida como presidenta de Hunosa

La responsable de la empresa estatal ha querido reflejar normalidad en la inauguración de FETUMI pero se ha mostrado consciente de que el suyo es «un cargo a disposición del Gobierno»

.La presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada, interviene en la inauguración de la tercera edición de la Feria de Turismo Minero e Industrial en el Pozo Sotón
La presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada, interviene en la inauguración de la tercera edición de la Feria de Turismo Minero e Industrial en el Pozo Sotón

El Entrego

María Teresa Mallada, presidenta de Hunosa desde 2012, quiso ser durante la inauguración de la tercera Feria de Turismo Minero (FETUMI), celebrada en la mañana de este sábado, la sonriente anfitriona que es siempre en los actos que organiza la empresa estatal minera. Puso empeño en mantener la sonrisa, pero un halo de tristeza y preocupación la empañaba por momentos derivado de que, como ella misma decía a los periodistas, el suyo es «un cargo a disposición del Gobierno», de un gobierno ahora en manos de Pedro Sánchez (PSOE) que ha llegado sorpresivamente poniendo muchos cargos en solfa, entre ellos, el de la propia María Teresa Mallada. Así, en «el día después de…» se ha tenido que enfrentar a un importante número de invitados que, pese al intento de ella de transmitir normalidad, han percibido durante su discurso palabras y gestos «que sonaban a despedida», ha comentado algún asistente.

La presidenta de Hunosa aprovechaba su intervención no sólo para hacer un repaso de la evolución de la Feria de Turismo Minero y las posibilidades que tiene el patrimonio industrial como generador de oportunidades en el ámbito turístico, sino también para dar su visión de por dónde considera que pasa el futuro de estos territorios, advirtiendo que aunque el turismo no es la solución a los males de las comarcas mineras tampoco se debe continuar «mirando el pasado, añorando lo que fuimos». A esto añadió un balance de las actividades, actuaciones y convenios desarrollados por Hunosa en los últimos años y María Teresa Mallada terminaba su discurso con un giño a su posible salida de la empresa estatal al decir que «siempre seguirá, desde el papel que me toque jugar en cada momento de mi vida, trabajando para defender a estas comarcas y trabajando para defender a todos los que vivimos en ellas».

El rostro serio y contenido, quizá para retener las lágrimas, que la presidenta de Hunosa mostraba durante las intervenciones del alcalde de San Martín del Rey Aurelio, Enrique Fernández; y del consejero de Industria y Turismo, Isaac Pola, también ha sido significativo de la preocupación de Mallada pese a que ante los medios de comunicación, con una amplia sonrisa, haya querido trasladar que «el cambio de presidente no se nota en la Feria de Turismo Minero» y que su objetivo tal día como hoy era «trabajar para promocionar nuestro patrimonio industrial y sacar adelante Hunosa». Por tanto, se ha limitado a recordar que es sabido que cargos como el suyo «están a disposición del Gobierno» y que «la valoración tocará hacerla si hay cambio», añadiendo en un intento de aportar humor a la situación un «¡a ver si va a haber sorpresa!».

Pero pese a su consideración de que aún «no es tiempo de hacer balance» y el intento de evitar valorar su paso por Hunosa, la presidenta señalaba que «todo lo que emprendo intento hacerlo lo mejor que puedo y creo que puedo estar razonablemente satisfecha, aunque obviamente nos enfrentamos a momentos difíciles». También ha trasladado que Hunosa «tiene todos los deberes hechos y todo preparado para que la empresa tenga continuidad y un largo futuro».

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

Discurso de Mallada con sabor a despedida como presidenta de Hunosa