El turismo en las cuencas, solo en agosto

Las asociaciones del sector echan en falta una mayor promoción de las comarcas mineras por parte del Principado, al que se reprocha que focalice los esfuerzos «en zonas ya saturadas»

Embalse de Tanes
Embalse de Tanes

El declive de la minería, el numeroso patrimonio industrial acumulado y los paisajes naturales sitúan al turismo como alternativa económica para las comarcas mineras. Sin embargo, este sector no acaba de despuntar como quisieran los empresarios y tras comenzar el verano de forma floja se saca como conclusión que las cuencas son más atractivas para el turismo en agosto, mes en que las reservas de ocupación en los alojamientos están por encima del 90% frente al apenas 50% que se ha registrado en esta primera quincena de junio. Las asociaciones vinculadas al sector echan en falta una mayor promoción del territorio por parte de la administración regional, a la que desde algunos colectivos reprochan que focalice los esfuerzos «en zonas que están saturadas».

Las cifras se presentan de forma similar en las comarcas del Nalón y del Caudal. Desde la Asociación de Turismo de la Montaña Central (Asturcentral), su presidente, Luis Núñez, traslada que junio «no ha sido bueno», con unas cifras por debajo del 40% y que por el momento julio no está teniendo una buena reserva en tanto que por el momento «no remonta el 50%» ni con el turismo familiar ni con el turismo ciclista, uno de los atractivos de la zona del Caudal. Así, las expectativas están puestas en el mes de agosto, en el que las reservas ya cambian: «hablamos de que la reserva media es de cinco o seis noches, y eso desde el viernes 3 hasta el domingo 27 de agosto». El resto de agosto confía Luis Núñez en que se vaya cubriendo con reservas de última hora.

El presidente de Asturcentral lamenta que no acabe de despegar el uso turístico del telesilla de la estación de Valgrande-Pajares pese a que «en la zona hay dos o tres rutas interesantes», así como la falta de más eventos deportivos que atraigan gente a la comarca, aunque también se muestra consciente de que desde el ámbito privado han de impulsar iniciativas que contribuyan a la dinamización turística. No obstante, Núñez si echa de menos el impulso y la promoción conjunta que antes se hacía desde el Consorcio de la Montaña Central, entidad que desapareció hace año y medio. A este respecto, el mismo opina que se debería haber buscado una fórmula para mantener un ente para la divulgación turística y recuperar la marca Montaña Central que, a su entender, estaba consolidada y funcionaba bien. Pese a todo, Luis Núñez quiere ser «optimista» porque «Asturias está bien posicionada».

La situación en la zona alta del Nalón, la más turística de la comarca, es bastante coincidente a la del Caudal. Desde la Asociación de Empresas Redes Natural apuntan que «julio está más flojo» mientras que «agosto está casi lleno» en lo que a reservas de alojamientos se refiere. La portavoz de este colectivo, Sandra Ramiro, achaca que este mes haya menos ocupación que el año pasado al mal tiempo. Esto viene a sumarse para los empresarios de esta zona a la mala primavera que tuvieron en términos económicos afectados por el argayo de Anzó, que les perjudicó tanto de cara a la Semana Santa como al puente del Primero de Mayo. Por ello, Sandra Ramiro considera que desde las administraciones se tendría que haber impulsado la zona de Redes consciente de que el Centenario de Covadonga y el Aniversario de Somiedo ha acaparado la promoción. «Se focalizan demasiados esfuerzos en zonas que están saturadas cuando se debería potenciar otras zonas igual de bonitas y con necesidades», manifiesta Sandra Ramiro, que mantiene la esperanza de que haya un impulso de cara al otoño, otra época que puede ser buena para la zona alta del Nalón.

Aller registra una mayor afluencia de turistas

La mayor ocupación turística de las cuencas durante este mes de julio parece que la registrará el concejo allerano. Desde la Asociación Aller Experiencias comentan que las reservas están en niveles similares a los del pasado verano y que el pico de afluencia lo tendrán entre el 15 de julio y el 15 de agosto con un 75-80% de ocupación, sobre todo de visitantes llegados de Madrid y Castilla y León que vienen para hacer turismo familiar. El presidente de este colectivo, Armando Valdés, destaca el «buen trabajo de difusión» que se está realizando desde el Ayuntamiento de Aller que, en su opinión, «está funcionando» y por eso no echa en falta la promoción que antes se realizaba desde el Consorcio de la Montaña Central, como apuntaba el presidente de Asturcentral. «El Ayuntamiento lo está supliendo con una buena campaña y después tenemos una oficina de turismo al pie de todos los recursos», lo que a su entender, «está funcionando».

El representante de Aller Experiencias comenta ante la falta de actividades en la estación Fuentes de invierno que «tampoco hay que aferrarse a que la estación tenga la llave del verano» más allá de que se pueda abrir en momentos puntuales una pista para hacer actividades como el descenso en bici. «Hay que adaptarse a lo que tenemos», concluye Armando Valdés bastante satisfecho con los datos que tienen hasta el momento.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El turismo en las cuencas, solo en agosto