Un viaje por el supercúmulo galáctico local (sin salir de Gijón)

Juan Carlos Gea GIJÓN

CULTURA

El primer Festival Splashdown reúne en Laboral a especialistas en todo tipo de ciencias del cosmos en una mezcla de congreso y talleres de iniciación con vocación divulgativa

21 jul 2016 . Actualizado a las 17:22 h.

Laniakea significa "cielos inconmensurables" en lengua hawaiana. Pero desde 2014, aunque casi nadie lo sepa, es también el nombre de un lugar al que pertenecemos tanto como a nuestro barrio, nuestra ciudad, país o planeta: un supercúmulo de 100.000 galaxias (de entre otros seis millones estimados en el universo observable) bautizado así por un equipo de astrónomos de la Universidad de Hawai. Y además, es también el nombre de otro cúmulo de proporciones más modestas: el grupo de profesionales del ámbito de la divulgación de la astronomía, ingeniería, investigación científica, coordinación de proyectos, edición, diseño gráfico y turismo científico que forman parte de la Asociación Laniakea para la promoción y divulgación de las Ciencias de la Naturaleza y del Cosmos. A ellos se debe que este fin de semana, en Laboral, durante cuatro días se vaya a levantar la vista hacia los "cielos inconmensurables" en el primer Festival Splashdown. Una cita para todos aquellos interesados, en el sentido más amplio, en lo que tiene que ver con su barrio supergaláctico.

El núcleo de la programación del festival dirigido por Miguel Martín se reparte entre un congreso y una serie de talleres en torno a los hechos más recientes y los retos del futuro de todo lo que tiene que ver con la relación entre la humanidad y el espacio: exploración espacial, astronomía, astronaútica y astrobiología, pero también sus implicaciones económicas, industriales y prácticas. Pero además, el Centro de Arte y Creación Industrial gijonés ofrecerá a los participantes una exposición de maquetas de algunas de las naves que marcaron hitos en la exploración del espacio y una serie de charlas informales con los especialistas invitados.

Así, los ponentes hablarán de emprendedores en la industria espacial, y de los grandes proyectos industriales relacionados con la astronáutica. De la investigación de materiales aplicados al reto de la exploración del espacio. De los descubrimientos en torno al lejano Plutón. De las mujeres olvidadas (también) en la historia de las ciencias del cosmos. De la búsqueda de vida en otros planetas o del futuro próximo de los viajes espaciales. Y, en paralelo, los participantes podrán adquirir conocimientos de introducción a la astronomía o a la astrofotografía, o repasar todo lo relativo a la ingeniería de cohetes en cada uno de los talleres programados.