Una exposición en el Instituto Cervantes restituye la figura de Max Aub

La muestra reúne más de 120 obras del escritor, que nació en París en 1903, en una familia alemana y judía, y que siempre escribió en español

.

madrid / efe

«La exposición es un proyecto surgido en estas últimas semanas cuando Max Aub fue objeto de un debate manipulable y espeso, un asunto que felizmente fue subsanado». Así ha justificado el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet, la muestra inaugurada ayer sobre el escritor español. Bonet se refería al asunto sucedido en marzo en las Naves de Matadero Madrid, cuando la entonces concejala de Cultura, Celia Mayer, decidió quitar los nombres de Max Aub y Fernando Arrabal a estas salas de teatro dependientes del Teatro Español. Una decisión que finalmente la alcaldesa, Manuela Carmena, no consintió.

La muestra que acoge el Instituto Cervantes reúne más de 120 obras del escritor, que nació en París en 1903, en una familia alemana y judía, y que siempre escribió en español. Un escritor que tomó Valencia como ciudad de adopción y que pasó sus últimos años en el exilio de México, donde murió en 1972. Así, un total de 47 publicaciones y revistas, algunas de ellas con dedicatorias; 30 documentos originales (entre cartas, pasaportes, agendas o manuscritos) 27 obras plásticas, carteles gráficos y 20 fotografías del álbum personal del escritor se reúnen en esta muestra bajo el título de Retorno a Max Aub.

Comisariada por el poeta y crítico Juan Marqués, la muestra tiene como objetivo «que el espectador que no conoce mucho a Max Aub salga con una visión nítida y que los especialistas encuentren cosas inéditas, que las hay», según explica Marqués. Entre los objetos inéditos, algunas cartas escritas por Juan Ramón Jiménez o Gerardo Diego.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Una exposición en el Instituto Cervantes restituye la figura de Max Aub