Marías y Houellebecq se baten por el galardón de las Letras

J. C. G. GIJÓN

CULTURA

Javier Marías y Michel Houllebecq
Javier Marías y Michel Houllebecq

Algunos jurados apuntan la conveniencia de un premiado de lengua española, pero ponen también sobre el tapete candidaturas como las de los poetas Margarit y Zagajewski y la de dramaturgos como Mamet, Stoppard o Mayorga

07 jun 2017 . Actualizado a las 18:08 h.

Dos poderosas candidaturas de narrativa se baten en estos momentos por el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2017: una de ellas, española -la del novelista, ensayista y articulista Javier Marías- y la otra, la de uno de los narradores franceses más importantes de las últimas décadas: Michel Houellebecq. Lo han dejado caer algunos de los jurados que mañana a mediodía harán público el sexto de los galardones que se falla este año, y entre cuyos finalistas se cuentan también dos grandes poetas -el catalán Joan Margarit y el polaco Adam Zagajewski- y un dramaturgo y guionista estadounidense, David Mamet, junto a lotros 33 candidatos, representantes de distintas candidaturas mundiales. Juan Mayorga, el dramaturgo español; su colega británico Tom Stoppard; otros dos mayúsculos prosistas -el portigués Antonio Lobo Antunes y el francés Emmanuel Carrére- y otra candidatura en verso -la del cubano Roberto Fernández Retamar- también tienen sus papeletas, aunque suenan con menos fuerza en el arranque de las deliberaciones que, hacia mediodía, se han iniciado en los salones del Hotel de la Reconquista, bajo la presidencia del director de la Real Academia Española, Darío Villanueva. 

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

De entrada, las candidaturas en lengua española parten como favoritas, si hay que hacer caso a las posiciones iniciales que han anunciado jurados como el exsecretario de Estado de Cultura y exdirector de la Biblioteca Nacional Luis Alberto de Cuenca, y de Félix de Azúa, novelista, ensayista y poeta.

Este último, debutante en el jurado, sin duda defenderá con fuerza -como probablemente también el periodista Juan Cruz- la candidatura de Javier Marías, compañero generacional e integrante del cogollo de escritores que en su momento se arracimó en torno a figuras como Juan Benet y Juan García Hortelano. Para ambos jurados este año toca, como mínimo, relevar a la lengua inglesa, que ha dejado el plazo de las cinco últimas ediciones un rosario de premiados como Philiip Roth, John Banville y Richard Ford. Aunque Azúa considere que la anglosajona es hoy por hoy la «mejor» narrativa del mundo, y que se trata de premios muy justos, «a lo mejor habría que premiar a algún compatriota». Eso sí, a pesar de que considera que la poesía es la máxima expresión de la literatura, el autor de Historia de un idiota contada por él mismo parece descartar de entrada que los poetas vayan a estar este año en el palmarés de los premios. Y eso que tanto Margarit como el muy prestigiado Zagajewski son dos candidatos excelentes.