El Estado se niega (de nuevo) a asumir la titularidad de San Antolín de Bedón

El director general de Bellas Artes esgrime ante el consejero de Cultura informes jurídicos para rehusar un procedimiento judicial que reclame la propiedad estatal del templo

San Antolín de Bedón
San Antolín de Bedón
Europa Press

Sin novedad respecto a San Antolín de Bedón. En ese escueto mensaje puede resumirse el encuentro mantenido por el consejero de Cultura asturiano, Genaro Alonso, con el director general de Bellas Artes, Luis Lafuente, en el Ministerio de Cultura a fin de buscar «una solución a la actual situación del templo» y a su problemática titularidad, que el Principado quiere que asuma el Estado. De momento, en vano, puesto que la administración central ha vuelto a apelar a informes jurídicos para rechazar esa posibilidad, como ya lo ha hecho en ocasiones anteriores. La joya arquitectónica del siglo XIII está enclavada en una finca privada junto al Camino de Santiago, en la localidad llanisca de Naves, y es la pretensión del Gobierno autonómico que sea la administración central la que asuma la propiedad, tanto para garantizar la conservación como el acceso de un monumento que más de uno se ha quedado con ganas de visitar, ante la negativa de la propiedad a dar acceso.

La nota de prensa de la Consejería informa de que durante la reunión -a la que también ha asistido Otilia Requejo, directora general de Patrimonio-  el ministerio ha transmitido a los representantes asturianos el argumento, apoyado en informes de la Abogacía del Estado, de que no existen «suficientes elementos de juicio para que la Administración central inicie un procedimiento judicial» a fin de que se declare que la iglesia de San Antolín de Bedón es de titularidad estatal. La reunión responde, según el mismo comunicado, «a un compromiso asumido por el propio consejero en la Junta General del Principado, con el objeto de interesarse por la titularidad de la propiedad del templo de Bedón».

«Continuamos realizando gestiones con los poseedores de la propiedad, al objeto de acordar la regulación de las visitas, en los términos establecidos en la normativa de Patrimonio Cultural», ha agregado Alonso, para quien las prioridades mientras algo cambia en ese sentido son conservar y manener el templo y regular las visitas «en los términos establecidos por la Ley de Patrimonio para su protección».

Los intentos de que el Estado asuma la titularidad que, según documentación recopilada y remitida al Gobierno central por las autoridades llaniscas y por la Asociación de Amigos del monasterio, han recibido dos rotundas negativas previas de la Administración central. El Estado no se tiene por propietario a pesar de los documentos de 1870 que lo mencionan como tal y tampoco concede la propiedad a los dueños del terreno, por lo que oficialmente San Antolín de Bedón es hoy por hoy un bien vacante.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Estado se niega (de nuevo) a asumir la titularidad de San Antolín de Bedón