2018, un año para recordar

Este año «lanzan» libro Virginia Woolf, Julio Verne y García Lorca. Si Frankenstein cumple los redondos 200 en una edición de Nórdica tan fresco como el verano en que nació, Mercè Rodoreda celebra 110 aún escondida en su grandeza. Con Simone de Beauvoir al frente, ganaremos la guerra. No hay Paz sin Octavio, lean... Leer es vivir al pie de la letra.


1. Frankenstein cumple 200 años

Han pasado ya 200 años, y parece que fue ayer. Los monstruos literarios son siempre recién nacidos. Bicentenario grande para Mary Shelley, esa mujer de cabeza increíble con una vida novelesca (que devorar en un relato biográfico de Muriel Spark en Lumen), que se sacó de la manga en una fría noche de junio, junto a Byron, al moderno Prometeo. Tienen edición de Frankenstein en Austral, recién salida del horno. ¡Vas a latir, corazón! Merece la pena todo, conocer el drama del monstruo y las circunstancias reales en que nació. Sin olvidar la vida de su autora.

2. Y otros 200 Emily Brontë

A tiempos borrascosos, Cumbres literarias. La gran, y única, novela de Emily Brontë (1818-1848), Cumbres borrascosas, brilla en una edición ilustrada en Tres Hermanas, sello que parece en sí mismo un guiño a las Brontë, noveladas por Ángeles Caso genialmente a llama viva en Todo ese fuego. De las tres hermanas recluidas en Haworth (y la Inglaterra victoriana), me quedo con el delirio sublime de Emily. Y con Heathcliff, el fantasma más voluptuoso.

3. Lorca: 120 años y obra nueva

Este junio, García Lorca «cumplirá» 120 años sin dejar de deslumbrarnos como Poeta en Nueva York («Todo está roto por la noche», recuerden), que dio el salto al cómic de la mano de Carles Esquembre. Hay mucho Lorca que recordar y celebrar. Malpaso edita todas las entrevistas que el genio asesinado en 1936 concedió a lo largo de su vida, que ven la luz cien años después en el libro Palabra de Lorca.

4. Simone de Beauvoir alcanza los 110

La realidad de hoy no está aún a la altura de las palabras de Simone de Beauvoir (1908-1986), que vienen muy a cuento en un mundo con Trump a la cabeza y tanto palo de ciego en igualdad (no lo olviden, «El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres»). El segundo sexo es primordial. De Beauvoir pinta lo suyo también en los libros ilustrados Mamá, quiero ser feminista y Las niñas son guerreras, y es una ausencia notable en esa lectura de moda, Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes. Las cartas de Simone a Sartre (Lumen) merecen más de una lectura. Simone de Beauvoir... c’est moi!

5.  Mercè Rodoreda, 110 años «secreta»

A sus 110 años, parece mentira. Que sea todavía un diamante secreto la gran Mercè Rodoreda (1908-1983). Autora de referencia de Rosa Montero (pueden seguirle la pista en La loca de la casa), La plaza del Diamante es «la novela más bella que se ha publicado en España tras la guerra civil», advirtió García Márquez. Igual se queda corto... Con el favor de Gabo o sin él, la novela es una obra maestra que rompe los moldes de la literatura, la vida y la conciencia. Hay Rodoreda de bolsillo en Edhasa y una reciente edición de La muerte y la primavera, una rareza fabulosa.

6. Redondos 80 de Joyce Carol Oates

Esta serial writer que dice tomarse a broma el horror, y que, si todo va bien, se desmarcará de las quinielas del Nobel para recoger al fin el premio gordo de las letras cumple 80, unos 80 que llegan precedidos de Un libro de mártires americanos (Alfaguara, 2017). Celebramos su lucidez, su mordacidad, su terror vicioso, sus novelas y sus cuentos. Y recomendamos con fervor Mamá; Violación: una historia de amor, La hija del sepulturero y El señor de las muñecas y otros cuentos. ¿Richard Ford? Joyce Carol Oates primero.

7. Veinte años de la muerte de Octavio Paz

Hoy que la poesía estalla en redes, lo celebro, pero pido pausa, laberintos, cerradura, tener que abrir puertas para entrar en la verdad del poema. Menos Marwan y más Octavio para estar en Paz con el lenguaje, para tocar los órganos vitales de las palabras. La llama doble no se apaga. Sientan Blanco. Piedra de Sol. El laberinto de la soledad. Del Nobel hay que leer hasta el prólogo al Árbol de Diana, de Pizarnik. Son raíces.

8. Y 50 años de la pérdida de Steinbeck

¿Para cuándo una peli de la vida del Nobel de los sin voz? Este año se cumplen los 50 de la muerte de Steinbeck (1902, 1968), Pulitzer por Las uvas de la ira y un Nobel controvertido. Steinbeck merece premio al estilo que no acentúa maneras, y un sitio en la vida de todo lector con argumento. Prefiere la verdad de la tierra, el río, los ratones, los hombres y su espectro real de emociones y sentimientos que la flor de la retórica. La perla es la obra breve más grande; Al este del edén, una joya. A un dios desconocido y De ratones y hombres son una forma de madurar en el mundo.

9. Verne «lanza» libro a sus 190 años

Nos ayudó a crecer 20.000 leguas de viaje submarino, y en marzo lanzará en Páginas de Espuma nuevo libro. Julio Verne (1828-1905) reta a un Viaje al centro de la mente, colección de ensayos en los que ciencia y literatura refuerzan una alianza que no afloja el tiempo.

10. Y Virginia Woolf abre sus diarios...

La autora que nos dio Un cuarto propio fue de lo mejor que dejó el 2017. El año se cerró con un gran libro abierto: el primer volumen de los diarios de Virginia Woolf (1882- 1941) en el sello Tres Hermanas. Y Nórdica recupera con mimo Las olas, y Kew Gardens y otros cuentos. Otra Woolf de estreno, que encontrarán en las mejores librerías: 600 libros desde que te conocí, que encierra 25 años de vibrante correspondencia entre la autora de La señora Dalloway y el crítico literario Lytton Strachey. Pasión y agudeza, morir en este asalto merece la pena.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

2018, un año para recordar