Los reyes apoyan ARCO

La ausencia de Carmena como gesto de repulsa por la retirada de la obra «Presos Políticos» ha marcado la visita


Madrid

Los reyes han abierto este jueves la 37 edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO con un recorrido centrado especialmente en artistas españoles e iberoamericanos, del que no formaba parte este año la galería de Helga de Alvear, protagonista de la polémica retirada de una obra de Santiago Sierra.

La ausencia de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, como gesto de repulsa por la retirada de la obra «Presos Políticos de la España Contemporánea» a instancias de la dirección de Ifema, ha marcado esta visita, si bien el coordinador general de la Alcaldía, Luis Cueto, que representaba al Ayuntamiento en la inauguración, ha querido dejar claro que no se trataba de un rechazo a los reyes y así lo ha explicado el Consistorio a la Casa del Rey. El Ayuntamiento de Madrid fracasó el miércoles por la tarde en su intento de que la junta rectora de Ifema -en la que participan también la Comunidad de Madrid y la Cámara de Comercio- rectificara la decisión de su director, pero hoy, durante la visita inaugural, se ha pactado un comunicado en el que esta institución se disculpaba con los galeristas y aseguraba que no pretendía «ejercer ninguna censura».

En su recorrido por los dos pabellones de Ifema que albergan ARCO, don Felipe y doña Letizia se han acercado a la quincena de espacios expositivos previstos en el programa de la visita, al que se ha sumado la galería de la coleccionista Ella Fontanal-Cisneros, que firmó ayer con el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, un acuerdo por el que donará a España parte de su colección de arte, que será albergada en el edificio Tabacalera de Madrid. También han tenido ocasión de saludar a la primera de Colombia, María Clemencia Rodríguez de Santos, a su paso por Casas Reigner, la galería colombiana más internacional, así como al nuevo embajador de Estados Unidos, Richard Duke Buchan, en su visita al espacio del galerista colombiano residente en Nueva York León Tovar, que reúne en ARCO una muestra de artistas latinoamericanos de los años cincuenta y sesenta.

A diferencia del año pasado, cuando la visita de don Felipe y doña Letizia comenzó en el expositor de Helga de Alvear, el recorrido inaugural de la presente edición no incluía esta galería madrileña y los Reyes no pasaron por ella, aunque estuvieron muy cerca cuando saludaron a Susie Guzmán, la española que dirige en Nueva York Hauser & Wirth, una de las galerías más importantes del mundo.

ARCO recibe estos días a uno de sus propietarios, Iwan Wirth, cuyas actividades en España incluyen la próxima apertura de un espacio en Menorca y el apoyo para la reapertura del museo Chillida Leku en el municipio guipuzcoano de Hernani.

Hora y media ha durado el recorrido de los reyes por los pabellones 7 y 9 de Ifema, en el que les han acompañado la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, entre otras autoridades. No ha asistido a la inauguración la presidenta del Ejecutivo regional madrileño, Cristina Cifuentes, cuyo Gobierno estaba representado por el consejero de Cultura, Jaime de los Santos, quien, al concluir la visita, ha asegurado que él «como ciudadano» no hubiese pedido retirar la obra «Presos Políticos» y «era necesario »pedir disculpas«, porque »rectificar es de sabios«.

La galería brasileña Fortes D'Aloina & Gabriel, la israelí DVIR, la portuguesa Cristina Guerra, la alemana Barbara Thumm -centrada en arte latinoamericano-, la londinense The Ryder -de la española Pati Lara- y la catalana Senda han formado parte, junto a los espacios artísticos de El País, ABC y El Mundo, del recorrido inaugural de una feria que espera recibir 100.000 visitantes.

Ifema se disculpa con los galeristas de ARCO por pedir retirar «Presos políticos»

Agencias

La decisión de si la obra de Santiago Sierra vuelve a exponerse o no en ARCO depende ahora de la galerista Helga de Alvear,

El presidente de Ifema, Clemente González Soler, se ha disculpado con los galeristas de ARCO por pedir ayer la retirada de la obra «Presos políticos en la España contemporánea», de Santiago Sierra, y ha asegurado que no pretendía «ejercer ninguna censura a la creación».

Además, en esta rectificación consensuada por todas las instituciones que forman Ifema (Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, Cámara de Comercio y Fundación Montemadrid) añade que han comprendido que en el futuro deben «evitar» «cualquier circunstancia de esta naturaleza».

La decisión de si la obra de Sierra vuelve a exponerse o no en ARCO depende ahora de la galerista  Helga de Alvear, según ha explicado el coordinador general de la Alcaldía de Madrid, Luis Cueto, en declaraciones a los medios.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los reyes apoyan ARCO