Redacción

La escritora francesa Frédérique Audoin-Rouzeu (París, 1957), que escribe bajo el seudónimo Fred Vargas, ha expresado su «inmensa gratitud» por la concesión del Premio Princesa de las Letras 2018, que a su juicio es también un reconocimiento a la novela negra.

En unas declaraciones difundidas por la Fundación Princesa de Asturias, Vargas ha dicho que la concesión del galardón primero le generó «asombro», después «viva emoción» y, por último, una «inmensa gratitud».

Fred Vargas ha recordado que es arqueóloga de carrera y que, al margen de su profesión, siempre ha escrito lo que ella misma llama sus «novelitas» de intriga, «un género siempre considerado marginal en la literatura».

Pese a ser consciente de ello, ha asegurado que siempre ha puesto toda su pasión «en la elección de cada palabra» en la búsqueda la «música literaria» más apropiada.

«Gracias a este prestigioso galardón, por primera vez, la novela negra entra en el mundo de la literatura», ha afirmado Fred Vargas, quien ha agredido al jurado que se le sume a la nómina de «ilustres predecesores» que han recibido el premio.

El jurado destaco que la obra de Vargas encarna la revitalización de un género como la novela de intriga, con la combinación de intriga, acción y reflexión «con un ritmo que recuerda la musicalidad característica de la buena prosa en francés» y que, en sus novelas, «la Historia surge como metáfora de un presente desconcertante».

El galardón de las Letras, concedido en 2017 al poeta polaco Adam Zagajewski, ha recaído también, entre otros, en John Banville, Antonio Muñoz Molina, Leonard Cohen, Paul Auster, Claudio Magris, Arthur Miller, Doris Lessing, Augusto Monterroso, Günter Grass, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Juan Rulfo o Richard Ford.«

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«Por primera vez, la novela negra entra en el mundo de la literatura»