García Montero propone para el Valle de los Caídos un modelo como el del museo de Auschwitz

El escritor y crítico literario opina que sería buena idea convertir el panteón en un sitio de visitas como los campos de concentración

El Valle de los Caídos, donde está enterrado Franco
El Valle de los Caídos, donde está enterrado Franco

El escritor y crítico literario Luis García Montero ha propuesto hoy la construcción de un «sitio de visitas» como el Museo del Holocausto de Auschwitz en el Valle de los Caídos de Madrid. «Me parecería bien que el Valle de los Caídos, que es un panteón dedicado a un asesino, Francisco Franco, sea un sitio de visitas como los campos de concentración de Auschwitz», ha dicho hoy en una rueda de prensa celebrada en la Semana Negra de Gijón.

Montero ha considerado que hay «mucha manipulación» en el relato de la Guerra Civil, a pesar de que ha sido estudiada por investigadores internacionales «muy serios», y que el Valle de los Caídos puede ser útil para recordar la historia de España. El poeta y ensayista granadino ha dicho que puede reconocer que «hubo asesinos en ambos bandos» de la contienda, pero no puede reconocer que «haya asesinos en los monumentos». Ha afirmado además que «España es el segundo país con más desaparecidos por razones políticas después de Camboya» y ha abogado por «dar la voz» a los historiadores.

En la rueda de prensa, que empezó sobre literatura y terminó hablando de política, García Montero se ha pronunciado a favor de una coalición de izquierda que «esté a la izquierda del PSOE». Ha reconocido haberse alegrado por la moción de censura que desalojó del Gobierno al Partido Popular, aunque ve con «absoluta perplejidad» las desavenencias que se dan en algunos lugares sobre la confluencia entre IU y Podemos. Además ha atribuido a IU haber cometido «dos errores muy graves», como haber presentado a candidatos que evocaban la Guerra Civil durante las primeras elecciones democráticas y haber permitido «la manipulación» del partido comunista en la coalición.

Según ha afirmado, el Partido Comunista «se dedicó a controlar el aparato de IU y eso la desconectó de la gente» y propició la aparición de otras fuerzas de izquierda, como Podemos, en el espectro político. García Montero, que desde hace varios años participa en la tradicional velada poética de la Semana Negra, ha admitido estar «ansioso» por el estreno, el próximo lunes, de su adaptación del clásico «Casa con dos puertas, mala es de guardar», de Pedro Calderón de la Barca, en el Festival de Teatro de Almagro.

El escritor ha dicho que hizo una adaptación a la actualidad de la comedia de enredos en la que aborda el fenómeno de manipulación mediática con las nuevas tecnologías y el cambio de paradigma de la sociedad con el empoderamiento de la mujer. Ha reconocido la dificultad de actualizar el lenguaje de Calderón para que además de representarse en un escenario pudiera ser retransmitida por Radio Nacional de España que le hizo el encargo. También ha dicho que escribió una novela que «no salió bien» y que ha dejado guardada en un cajón, con la intención de rehacerla durante este verano.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

García Montero propone para el Valle de los Caídos un modelo como el del museo de Auschwitz