«En el arte nada es sagrado. Censurar es muy negativo para la creatividad»

Natasha Martín REDACCIÓN

CULTURA

El director de escena Emilio Sagi en el Hotel Reconquista de Oviedo
El director de escena Emilio Sagi en el Hotel Reconquista de Oviedo Tomás Mugueta

El director de escena Emilio Sagi (Oviedo, 1948) intercambiará, en el marco de los cursos de verano de la Fundación Princesa, sus experiencias en los teatros de todo el mundo como creador del esqueleto de las obras

25 jul 2018 . Actualizado a las 20:39 h.

Detrás de una gran obra lírica, musical, de zarzuela, de teatro, hay una persona que se encarga de que cada hilo se cosa de una manera exacta, en una dirección concreta, con unos colores definidos. Una persona que conjuga a la perfección los conocimientos técnicos, con la filosofía de una obra y los conceptos artísticos que deben ir con ella para que el producto final brille. Así es Emilio Sagi (Oviedo, 1948), doctor en Filosofía y Letras y uno de los directores de escena más relevantes del panorama nacional e internacional. Empezó su andadura cuando el oficio en España era un terreno pantanoso, se curtió en Londres y a día de hoy su experiencia escénica abarca desde la zarzuela barroca hasta la ópera más contemporánea. Sus manos e ingenio han recorrido los teatros más importantes del globo terráqueo, desde Bolonia a Tokio, pasando por Filadelfia, Israel, Madrid y su natal Oviedo, entre otros tantos. Ahora, se encuentra en la capital asturiana con motivo de los cursos de verano de la Escuela de Música de la Fundación Princesa de Asturias, donde impartirá este jueves una conferencia paradójica titulada «Esto no es una conferencia», pues para este creador será un intercambio de experiencias.

-Sagi, de nuevo en Oviedo pero no para dirigir sino para inspirar. ¿Cuál es el consejo que da a los jóvenes que quieren hacer de la música -independientemente del área- su medio de vida?

-A mí no me gusta mucho dar consejos. No me gustó que me los dieran. Yo creo que las cosas se aprenden cuando nadie te dice lo que tienes que hacer. En este mundo nuestro de la música y del teatro las cosas las aprendes viendo, oyendo, pero no como en una clase de literatura en la facultad. Yo lo único que voy a hacer en la charla es contar un poco ciertas experiencias que tuve y, luego, lo que creo que es importante tener en cuenta en esta carrera.