Adiós «Fortnite», hola «Brawl Stars»

El juego es líder de descargas en iOS y Android y en su primer mes ha obtenido 68 millones de dólares


 Lo reconozco, es un titular clickbait (en castellano, ‘ciberanzuelo’ o ‘cebo de clics’: contenidos para atraer la atención y la curiosidad del usuario y que pinche en un enlace para seguir leyendo); pero quizá no tan sensacionalista como parece. Tengo pruebas. La primera pista me la dio Carlos Pereiro, creador de Morcego (https://revistamorcego.com), probablemente la mejor web gallega de videojuegos. Esto lo está petando, me dijo, y para demostrarlo me enseñó la aplicación descargada en su smartphone. Entonces recurrí a la prueba del algodón: le pregunté a mi hijo (Miguel, 13 años) si conocía Brawl Stars y su respuesta fue categórica, «¡pues claro!», con ese tono que en realidad significa «¡pues claro, que no te enteras!».

Miguel se lo descargó en diciembre -el lanzamiento global fue el día 12- y algo ya me olía porque últimamente la Play permanecía apagada más tiempo de lo habitual. Y aunque a Fortnite también se puede jugar en el móvil, la mayoría prefiere hacerlo en la consola o en el PC.

¿Por qué Brawl Stars está atrayendo a tanta gente (es líder de descargas en iOS y Android y en su primer mes ha obtenido 68 millones de dólares)? Para empezar porque detrás está Supercell, el estudio autor de otros bombazos freemium (juegos gratis con compras dentro de app) como Hay Day, Clash of Clans o Clash Royale. La compañía finlandesa es garantía de un producto redondo y la verdad es que la experiencia de juego es muy buena; quizá porque Brawl Stars se diseñó desde un principio para dispositivos móviles, al revés de lo que ocurre con Fortnite o PUBG.

En vez de un solo personaje podemos elegir entre 22 diferentes, cada uno con distintas armas y poderes; los controles son muy simples (un stick virtual que mueve al personaje, otro que apunta y dispara, y un tercero que aparece cuando la habilidad está preparada para lanzarla); la cámara tiene siempre la misma perspectiva y los tiempos de carga son muy rápidos. Las partidas suelen durar dos o tres minutos, por lo que es perfecto para jugar en el bus, entre clases, en el baño... Si su hijo no da señales de vida, quizá está jugando a Brawl Stars.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Adiós «Fortnite», hola «Brawl Stars»