Cinco autoras revelación que han atrapado al lector

Su ópera prima está dando que hablar y que leer. Antía Yáñez, Eva Baltasar, Marta Carnicero, Ayanta Barilli y Katharina Winkler han debutado con éxito. Ellas firman un buen comienzo. Aquí cinco primeras novelas originales y muy potentes


Al mal tiempo, buenos libros, dicen. Hay que seguir con los pies y la mirada las letras de estas autoras que han conquistado al lector a la primera. Aquí cinco primeras novelas que corren de boca en boca. La literatura ha asistido en los últimos dos años a más debuts deslumbrantes, como el de Tara Westover con Una educación, las memorias de una chica atrapada en una familia radical mormona; Conversaciones entre amigos, el ácido y complejo retrato de las relaciones de pareja escrito por la millennial Rooney Sally, El encanto, glamuroso regreso a La Habana de los 50 con que se estrenó como novelista Susana López Rubio, responsable de la adaptación televisiva de El tiempo entre costuras. Pero esta vez limitaremos la selección a cinco obras recientes que les sorprenderán, aunque quizá no apreciarán todos los públicos.

Empezamos por la A de Antía Yáñez (Burela, 1991). La ingeniera de Caminos que despuntó con su novela para niños O misterio de Portomarín se ha estrenado en la literatura para adultos con Senlleiras, una historia en dos siglos que va por la tercera edición (ha vendido unos 2.000 ejemplares), atrapando a toda clase de adictos al thriller con miga, que en este caso es un acto de justicia que salda deudas históricas aprovechando un momento crucial para la mujer. Perfecta para una noche en vela (mejor dos o tres...), Senlleiras (Galaxia) comienza con una trama policial en el 2017 en A Coruña (les llevará, entre otros sitios, a El Pato Mareado), con la muerte violenta de una influencer, Alda, tras haber publicado en redes una fotografía inquietante, con una mano fantasma. La investigación de este crimen actual se alterna con la historia de otra mujer, Alana, marcada por la soledad de su madre y por una suerte predestinada por su estatus y la época. En Senlleiras viajamos a los primeros años del XX del brazo de «mulleres senlleiras que merecen ser nomeadas». Con un lenguaje que combina frescura y madurez, intuición y conocimiento, Antía Yáñez no suelta al lector en ningún momento de su viaje.

Seguimos con la B de Barcelona, ciudad de donde llegan dos de las primeras novelas más hechizantes del momento. Eva Baltasar (Barcelona, 1978), poeta y alérgica a la vida en sociedad (leo), da y nos hace dar en Permafrost (Random House) un salto al vacío. La Tierra se queda sin permafrost, pero la escritura como una cuchillada lenta de Eva Baltasar, ese yo aterido, implacable y suicida que huye sin encontrar salida en la eternidad urbana de esta novela, es un testimonio en primera persona, doméstico, existencial, del calentamiento del mundo. Eva atraviesa una edad del hielo interior, que nos derrite en cubitos. Hace poco menos de un año que la editorial Club Editor lanzaba Permagel (el título del original en catalán de Baltasar), que ha despachado ya 10.000 ejemplares, y parece estar cuajando en español como la nieve en los viejos inviernos.

Permafrost es un grito erótico y mortal contra el orden establecido, empezando por la noble institución de la familia. Eva Baltasar nos lleva por el lado más salvajemente poético de las letras, por las cornisas de la vida social hasta la cocina de nuestros miedos. La protagonista de Permafrost sufre una precariedad sentimental de fondo, inculcada en casa. El retrato de la madre es demoledor, y muy doméstico (una madre curtida, volcada en vivir y educar para la dureza del mundo, no en la libertad, el amor y el placer; Baltasar escribe así sobre el personaje de la madre: «El único orgasmo que conoce es dar buenas noticias»). Permafrost es un exitoso sabotaje al cuadro feliz de familia, al hogar como el mejor de los lugares.

Menos rompedora que Permafrost, pero brillante en sus maneras, vuela de los estantes El cielo según Google, de Marta Carnicero (Barcelona, 1974), que les despistará con un título millennial que supera el contenido. Aires de Chejov y Zweig soplan en esta novela que cuesta encontrar hoy ya en librerías gallegas y nos sumerge en la vida cotidiana de una pareja en crisis tras la adopción de una niña y la voracidad de la crianza. «Ser madre no puede serlo todo», escribe Carnicero en esta pieza con cierto parentesco con El padre infiel y Atadura, una sutileza tan realista como especial y un final luminoso.

En el top five de los más vendidos de Planeta tiene su hueco la primera novela de Ayanta Barilli (Roma, 1969), que se trae los aires mediterráneos y un sabor de «sol salado» al escaparate atlántico de los títulos sabrosos. Me cuenta un librero coruñés que la ópera prima de Barilli, finalista del Premio Planeta (e hija de Sánchez Dragó) está convenciendo más al lector que la finalista de la edición anterior. Con el mismo aliento de fondo que Senlleiras, Un mar violeta oscuro arranca fuerte y ofrece una narración copiosa y sensitiva en la que no dejan de pasar cosas, grandes y pequeñas, a la manera torrencial de las novelas latinoamericanas.

Puestos a tener que cerrar con cinco libros la mochila incluimos entre los debuts con éxito una C, de Cárdeno adorno (Periférica), el relato basado en una historia real de maltrato que rescata de la indolencia del olvido Katharina Winkler (Viena, 1979). Poética y de un dolor morado auténtico, nos sumerge en la historia de Filiz, llevándonos a una aldea de Turquía. Cárdeno adorno hará que sientan dolor, ira, impotencia, la cicatriz de una herida antigua que no está cerrada. Al final de esta joya azul de libro podrán tomar aliento. Y conciliar el sueño... hasta el próximo libro.

UN MAR VIOLETA OSCURO 

AUTORA

ALLANTA BARILLI

EDITORIAL

PLANETA

La novela finalista del Planeta nos confía las vidas de Elvira, Ángela y Caterina en un relato que empieza fuerte. Lean el comienzo en la web del sello Planeta («En una ocasión me dijeron que Elvira había sido puta. Lo recuerdo perfectamente. Mi tía Carlotta se estaba acicalando para ir a un estreno teatral y yo, todavía niña, la observaba sentada en el borde de su cama. Una cama de matrimonio muy grande, demasiado, sobre todo porque nunca la compartía con nadie de su misma especie».

PERMAFROST

AUTORA

EVA BALTASAR

EDITORIAL

RANDOM HOUSE

Eva Baltasar firma uno del debuts más brillantes de la temporada con esta pieza confesional que dinamita tabúes y dispara a la familia. «Estoy en casa. En realidad, 'casa' es la habitación de invitados del piso de alquiler de mi hermana. La habitación es sencilla y lisa como una celda», aquí el comienzo del capítulo 10. Sobrecogedor. Imprescindible.

 SENLLEIRAS 

AUTORA

ANTÍA YÁÑEZ

EDITORIAL

GALAXIA

La primera novela para adultos de la burelense Antía Yáñez atrapa durante 350 páginas que abordan dos momentos y nos hablan de «mulleres senlleiras que merecen ser nombradas». Dos momentos históricos y un «thriller» adictivo para saldar una deuda histórica.

CÁRDENO ADORNO 

AUTORA

KATHARINA WINKLER

EDITORIAL

PERIFÉRICA

La poesía y una cruda realidad confluyen en esta pieza basada en una historia que nos lleva a una aldea kurda de Turquía, a una vida atrapada en una tela de araña de crueldad y maltrato. El final compensa la pena.

EL CIELO SEGÚN GOOGLE

AUTORA

MARTA CARNICERO

EDITORIAL

ACANTILADO

«La memoria es la mentira perfecta», leemos en este debut redondo de Carnicero que nos sumerge en la vida de una pareja tras la adopción de su hija, Naïma. Hay olores, situaciones y realidades muy domésticas en esta primera novela con ecos de Rodoreda, Stefan Zweig, Sándor Márai y gran sutileza expresiva. La maternidad es la maternidad, hasta en el mejor de los mundos.

Comentarios

Cinco autoras revelación que han atrapado al lector