Natalia Lacunza: «No existe la maldición del ganador de Operación Triunfo»

La tercera finalista de OT 2018 firmará mañana su primer disco en Asturias

Natalia Lacunza
Natalia Lacunza

Oviedo

Después del éxito que geneneró Operación Triunfo 2017, había ciertas dudas sobre la edición de 2018, pero no defraudó. La audiencia volvió a confiar en el formato y se dejó enamorar por las voces de los jóvenes triunfitos, entre las que destacó la de Natalia Lacunza, que llevaba muchos años soñando con llegar a donde está hoy en día. La pamplonica de 19 años fue una de las grandes estrellas del programa gracias a su versatilidad y soltura sobre el escenario. Lacunza ha lanzado su primer EP, «Otras Alas», álbum que consta de siete canciones escritas por ella y que ha generado unos excelentes datos de acogida, entre los que destacan los números uno tanto en Youtube Tendencias como en Spotify. Esta joven promesa de la música española estará firmando su primer trabajo mañana 2 de julio en Asturias.  

-¿Es su primera vez en Asturias?

-No, ya había estado otras veces. Estuve de vacaciones con mi familia el año pasado y me encantó, me gusta mucho el norte.

-La edición de OT 2017 tuvo una acogida impresionante, ¿sentían la presión de no generar tanta repercusión como sus compañeros?

-Nosotros sabíamos que la edición anterior había tenido muchísima repercusión y que eso era difícil que se repitiese pero todos íbamos con la mentalidad de vivir la experiencia en nuestras carnes y tampoco lo pensábamos mucho. La realidad está después de la academia y si te quieres dedicar a esto, te da la oportunidad de hacer lo que te gusta y eso es más importante que la posible repercusión del programa.

-¿Cómo se lleva el éxito que genera el programa?

-El éxito es relativo y para cada persona es distinto. Yo siento que lo tengo cuando hago un trabajo y además de estar contenta con él también lo está la gente que me rodea y su feedback es positivo. Cuando salí de Operación Triunfo no tenía la sensación de tener éxito, es algo difícil de interiorizar. Ahora mismo estoy contenta porque he tenido la oportunidad de hacer lo que me gustaba y para ser lo primero, estoy bastante orgullosa y contenta con el resultado, respecto a eso me siento muy bien.

-Muchos de los exparticipantes dicen que salir de la academia es un trance bastante duro, ¿cómo lo ha llevado usted?

-Cada persona es un mundo y tiene una vida anterior distinta. Lo que he intentado ha sido estar el máximo de tiempo posible con mi familia y la gente que me conoce y quiere de verdad y con la que siento que el tiempo es muy productivo. He intentado aferrarme a eso porque al final cuando sales no entiendes la repercusión, no eres consciente de lo que ha pasado.

-¿Cómo empezó a interesarse por la música?

-No he tenido nunca un punto de inflexión. Desde pequeña mis padres siempre me han puesto música y me he rodeado de ella de manera natural. En mi familia paterna todo el mundo toca instrumentos y en las reuniones familiares siempre están tocando la guitarra o cantando. Siempre que estaba rodeada de música me sentía bien, invertir mi tiempo y esfuerzo en eso era lo que más me llenaba.  

-Durante esos tres meses dentro de la academia aprendió un poco a tocar el piano, ¿cómo va ese aprendizaje?

-Antes de entrar en la academia había dado clases de piano, hace seis años de eso, pero para nada tenía la sensación de saber tocar el piano, solo sabía tocar una canción y a día de hoy sigo sin saber. Como en la academia teníamos ratos muertos, me encerraba y probaba, lo que aprendí fue a acompañar canciones con el piano y a experimentar con él.

-Además de eso, lleva más de diez años bailando.

-Sí, son muchos años y ahora por falta de tiempo he tenido que dejarlo de lado, pero cuando las cosas se asienten quiero retomarlo, al igual que las clases de piano. Me gusta mucho rodearme de gente que se dedica a la música, estoy en un momento de nutrirme de todo lo que estoy viviendo y después transformarlo en algo mío.

-A raíz de la polémica que se generó en cuanto a Eurovisión, ¿es verdad el famoso boicot?

-No hubo ningún boicot. Se le está dando bombo a algo que no ha pasado en ningún momento.

-¿Qué opina de la posición en la que quedó su compañero Miki, le pareció justa?

-La posición me pareció muy injusta, porque fue, si no la mejor, una de las mejores actuaciones y con más calidad de la noche. Nadie sabe nunca qué pasa con los resultados en Eurovisión.

-¿Cree que la «maldición» del ganador de Operación Triunfo es verdad?

-No, no es la maldición del ganador, es que la vida real está fuera de OT y no dentro. No afecta solo al ganador del programa ya que todos tenemos las mismas oportunidades por igual, partimos de las mismas condiciones. Depende de lo claro que tenga uno las cosas, del trabajo que quiera hacer, de si quiere esperar o hacerlo rápido. Cada uno afronta la oportunidad de una forma distinta y en la vida todo puede pasar.  

-¿Por qué eligió «nana triste» como su primer single?

-Porque fue la primera canción que compuse de todas las que han salido y porque yo sentía que en cierto modo era la más desnuda, sincera y directa. Quería que lo primero que escucharan de mi fuera lo más sencillo posible. Sentí que tenía que ser esa.

-Quizás todo lo que ha generado esta canción es porque la gente no se esperaba que fuese así

-Yo nunca he sabido lo que se esperaba la gente de mí, realmente tampoco he querido tenerlo muy en cuenta porque según cómo funciona todo ahora, es muy fácil hacer las cosas por hacer. Si escuchas demasiado lo que dice la gente y basas lo que tú haces en ellos, no estás haciendo algo sincero contigo mismo. Me he aferrado a ser fiel a lo que yo sentía a nivel musical y personal. Solo sabía que si quería dedicar mi vida a la música, tenía que empezar de la mejor manera posible.

-Sus seguidores crearon en Twitter el hashtag #nanatristeiscoming y se hizo trending topic en menos de 12 horas

-Fue impresionante. Cuando terminé todas las canciones sentí que mi trabajo había acabado pero no era consciente de que la gente lo iba a escuchar y cuando lo anuncié me di cuenta de que estaban esperando a que yo sacara mi música. Fue un verdadero shock para mí.

-He leído que Roy Galán describió a la perfección en un post lo que expresaba «nana triste», para la gente que no lo ha leído, ¿cómo lo explicaría usted?

-Lo mágico de la música es que cada persona escribe las canciones a raíz de un sentimiento. En mi caso fue algo inexplicable, una sensación que lleva mucho tiempo dentro y que no sabes cómo exteriorizar, al final es tu subconsciente el que escribe por ti. «Nana triste» habla de la necesidad de despegarse de algo que quieres mucho porque sabes que es lo mejor para ti, es darte cuenta de que te estás consumiendo porque estás dando más de lo que podrías. Cada persona tiene su vida y su momento espacio-temporal en el que puede tener esa sensación y conforme pasa el tiempo lo puedes ir aplicando a situaciones distintas. Cuando la escribí estaba en un momento emocional muy distinto y ahora cuando la escucho o la interpreto siento que se ha transformado esa emoción.

-¿Qué tal la colaboración con Guitarricadelafuente?

-Cuando descubrí a Álvaro y la música que hacía me enamoré totalmente de él, de su imaginario. El mundo al que me llevaba cuando le escuchaba me gustaba tanto que me salió de las entrañas escribirle y decirle que me gustaría hacer algo con él. Ha sido una de las cosas más bonitas que me han pasado jamás.

-¿Cómo se siente al haber sacado disco antes que sus otros compañeros de Operación Triunfo?

-No me lo había planteado. Era consciente de que lo iba a sacar y de que solo había un disco de los demás en el mercado, pero como estaba tan centrada en el trabajo y en lo que estaba haciendo no lo pensaba en realidad. Estaba metida en una burbuja.

-Los datos de acogida que está generando «Otras alas» son impresionantes, ¿se lo imaginaba así?

-Para nada, aún no soy consciente de que la gente esté escuchando mi música

-«Otras Alas» es un EP, ¿tiene en mente sacar un álbum completo algún día?

-Sí, algún día, pero ahora mismo siento que tengo que seguir experimentando. Dentro del EP cada canción está producida por un productor distinto y al final ha quedado todo de forma homogénea, pero en ningún momento tenía la intención de que fuera un proyecto largo. Para el álbum completo necesitaré una etapa de reflexión, irme lejos, viajar, inspirarme con la gente y después ya podré crearlo.

-Para la gente que no ha escuchado el disco aún, ¿qué le diría para animarlos a hacerlo?

-Es una propuesta distinta a lo que estamos acostumbrados a escuchar en España, tiene unos sonidos nuevos que en general se utilizan más en el ámbito urbano. Es algo original y divertido de escuchar, cada canción tiene una esencia diferente y te puede cambiar el mood.

-¿Le gustaría hacer una colaboración con alguno de sus compañeros de Operación Triunfo?

-Me gustaría hacer colaboraciones con mis compañeros y con los compañeros de la edición anterior pero creo que hay que dar un respiro. Ahora mismo quiero entablar mis bases, mi personalidad, siento que necesito marcar eso primero. Todavía estamos muy arraigados al programa, quiero que la música que escuche la gente no sea por un programa de televisión sino porque realmente tenga un contenido musical interesante.

-¿Cómo es compaginar la gira de OT con las propias firmas de discos?

-Es un poco cansado, son muchísimas cosas y tengo que estar con la cabeza en todo, pero estoy contenta, es un proceso. Ahora mismo hay mucho trabajo pero ya habrá momentos de menos, son eso, etapas.

-¿Tiene pensado hacer gira en solitario próximamente?

-Un poco más adelante, cuando pueda ofrecer un show en el que no solo haya siete canciones. Me gustaría hacer una gira propia en la que diera un show completo, de una hora y media, que la gente pague por ver un espectáculo que merezca la pena ver. Eso necesita una preparación y un repertorio que todavía no está listo. No es un plan a corto plazo.

-¿La veremos en algún festival este verano?

-Sí, estaré en el Playa Pop de Murcia cantando alguna canción en acústico, también estaré el cinco de julio en Pamplona, que me hace mucha ilusión porque es un concierto al que he ido durante muchos años y ahora voy a cantar allí. Por último, en septiembre cantaré en el Coca Cola Music Experience y además de eso la gira de OT sigue hasta agosto. 

Comentarios

Natalia Lacunza: «No existe la maldición del ganador de Operación Triunfo»