«¿Qué os daban de desayunar en casa?»

Carmen Fernández REDACCIÓN

CULTURA

Letizia Ortiz viaja a Oviedo con motivo de los Cursos de Verano de la Escuela Internacional de Música

25 jul 2019 . Actualizado a las 22:04 h.

Como ya es tradición, la reina ha viajado hasta Oviedo para asistir a la lección magistral impartida con motivo de las actividades de los Cursos de Verano de la Escuela Internacional de Música de la Fundación Princesa de Asturias. El acto se ha celebrado en el Museo Arqueológico de Asturias a las 11.30 horas y este año ha sido protagonizado por el director de orquesta asturiano de referencia mundial Aarón Zapico. 

A pesar de que el acceso ha estado restringido únicamente a los alumnos matriculados y los profesores al ser una actividad curricular, han sido muchos los curiosos que desde las 10.30 de la mañana se han concentrado para ver a la reina. La Policía Nacional se ha encargado de cortar el paso para evitar las aglomeraciones y han dispuesto una barrera para que los ovetenses puedan observar a los asistentes. Además de Letizia Ortiz, que ha llegado cinco minutos antes del evento, el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, así como el presidente del Principado, Adrián Barbón han estado presentes para la ocasión. Una vez ha llegado la monarca, vestida con un vaporoso vestido verde veraniego y unos salones de tono nude, los asturianos han comenzado a ovacionarla gritando: «Viva la reina» y aplaudiendo. Ortiz ha respondido con un saludo antes de entrar al Museo Arqueológico. 

Una vez dentro y ante unas 200 personas, ha escuchado con atención la charla titulada «Bárbara» de Aarón Zapico, en la que el director ha puesto en valor la figura de la cantante y compositora italiana Bárbara Strozzi para poner de manifiesto la importancia que ha tenido la creación femenina en la música antigua. Tras su alocución, se ha abierto un turno de preguntas en el que Ortiz, además de asegurar que le «encanta» visitar un año más Oviedo, ha agradecido a Zapico los «valiosos consejos» que ha aportado a los alumnos y ha reivindicado la importancia de la supervivencia de la música antigua en un mundo en el que el pop, el trap o el reguetón son los géneros más escuchados por el público joven. Asimismo, se ha mostrado muy interesada por el éxito del conjunto de Zapico y sus dos hermanos que, según ha precisado la reina, no parece ser habitual en este tipo de formaciones, informa Efe. «¿Qué os daban de desayunar en casa?», ha bromeado la reina antes de destacar el nivel de «excelencia» que su grupo ha alcanzado a lo largo de los últimos años. La monarca ha reflexionado sobre cómo es «compatible» que los jóvenes pueden tener una «educación musical correcta y adecuada» en un escenario en el que triunfan pocos géneros, como el pop, el trap o el reguetón, «opuestos» a la música «culta».