La homofobia militante de Orson Scott Card en nueve citas intolerables

El escritor americano ha levantado una oleada de repulsa por su presencia en el festival Celsius 232

Orson Scott Card
Orson Scott Card

Orson Scott Card está en el ojo del huracán. De nuevo. Porque las críticas a su ideología homófoba militante es muy conocida en Estados Unidos y ahora han salpicado la próxima edición del Celsius 232, el festival cantrado en la ciencia ficción, la fantasía y el terror. Su presencia en Avilés ha sido contestada por participantes que se han negado a asistir como protesta (Iria Parente, Selene Pascual, Javier Ruescas) y de otros que acudirán a Asturias para reafirmar su rechazo a la homofobia del autor americano como Victoria Schwab o Marie Lu. La organización del Celsius ha escindido la ideología del autor de su obra literaria y se han negado a censurar su visita a Asturias.

La obra de Card  tiene un gran impacto en la ciencia ficción. El autor de la saga de El juego de Ender es un clásico vivo, ganador de los prestigiosos premios Hugo y Nébula pero es asimismo un homofobo declarado, con frases que ha ido vertiendo a lo largo de décadas. En 2013, la participación de Card en la redacción de una nueva historia para los cómics de Superman llevó al artista Chris Sprouse a abandonar el proyecto debido a la homofobia. Card fue miembro de la junta directiva del comité de acción política de la ultraconservadora Organización Nacional para el Matrimonio de 2009 a 2013, un cargo que abandonó unos meses antes de que se lanzara la versión cinematográfica de El juego de Ender.

¿Puede y debe separarse la obra de un creador de su ideología? La organización del Celsius lo cree así. Y apela a los casos del pedófilo Gauguin, el machista Picasso o del racista Lovecraft. Se pueden añadir más ejemplos: el antisemita Celine o Simenon, el profascista Ezra Pound, el nazi Heidegger o el hitleriano Knut Hamsun. Los llamamientos a dar la espalda a Kevin Spicey o Woody Allen no son excepcionales. 

Esta es una selección de frases del pensamiento homófobo de Scott Card, que han sido duramente criticadas por los colectivos LGTB de España.

«Las leyes contra el comportamiento homosexual deben permanecer en los libros, no ser aplicadas indiscriminadamente contra cualquier persona que sea sorprendida violádolas, sino ser utilizadas cuando sea necesario para enviar un mensaje claro de que aquellos que violan flagrantemente la regulación del comportamiento sexual de la sociedad no pueden ser permitidos permanecer como ciudadanos aceptables e iguales dentro de esa sociedad».

Los hipócritas de la homosexualidad, en la revista Sunstone, 1990

«Si la Iglesia no tiene la autoridad para decirles a sus miembros que no pueden participar en prácticas homosexuales, entonces no tiene autoridad en absoluto. Y si aceptamos el argumento de los hipócritas de la homosexualidad de que su pecado no es pecado, nos hemos destruido a nosotros mismos».

Los hipócritas de la homosexualidad, en la revista Sunstone, 1990

«El oscuro secreto de la sociedad homosexual, el que no se atreve a pronunciar su nombre, es cuántos homosexuales entraron por primera vez en ese mundo a través de una inquietante seducción, violación, abuso sexual o abuso, y cuántos anhelan salir de la comunidad homosexual. y vivir normalmente».

Matrimonio homosexual y civilización, en The Ornery American, 2004

«Existe el mito de que los homosexuales 'nacen de esa manera', y esta idea nos golpea tan a fondo que muchas personas piensan que alguien, en algún lugar, debe haberlo demostrado».

Matrimonio homosexual y civilización en The Ornery American 2004

«No importa cuán sexualmente atraído pueda ser un hombre hacia otros hombres, o una mujer hacia otras mujeres, y no importa cuán cercanos puedan estar los lazos de afecto y amistad dentro de las parejas del mismo sexo, no existe un acto judicial o del Congreso que pueda hacer que estas relaciones sean lo mismo que el acoplamiento entre un hombre y una mujer».

Artículo de opinión en las Noticias Deseret, 2008  

«Independientemente de la ley, el matrimonio solo tiene una definición, y cualquier gobierno que intente cambiarlo es mi enemigo mortal. Actuaré para destruir ese gobierno y derrocarlo».

Opinión en Deseret News, 2008

«Legalizar el matrimonio homosexual no se trata de hacer posible que las personas homosexuales se conviertan en parejas. Se trata de dar a la izquierda el poder de imponer valores antirreligiosos a nuestros hijos. Una vez que legalicen el matrimonio homosexual será el golpe que usarán para asegurarse de que sea ilegal enseñar valores tradicionales en las escuelas».

¿Qué derecho está realmente en juego? En The Ornery American, 2012 

«No hay necesidad de legalizar el matrimonio gay. Tengo muchos amigos homosexuales que son parejas comprometidas; algunos se llaman casados, otros no, pero sus amigos los tratan como casados. Cualquiera a quien no le guste simplemente no se junta con ellos».

¿Qué derecho está realmente en juego? En The Ornery American, 2012

«El juego de Ender se desarrolla hace más de un siglo en el futuro y no tiene nada que ver con cuestiones políticas que no existían cuando el libro fue escrito en 1984 ... Será interesante ver si los defensores victoriosos del matrimonio homosexual mostrarán tolerancia hacia aquellos quien no estuvo de acuerdo con ellos cuando el tema aún estaba en disputa».

Entertainment Weekly, 2013 

Comentarios

La homofobia militante de Orson Scott Card en nueve citas intolerables