José Andrés: «No hay muro que detenga el virus ni que detenga el hambre»

Carles Escolà / Efe

CULTURA

El cocinero José Andrés
El cocinero José Andrés BIEL ALIÑO

El chef asturiano advierte: «Va a ser una mezcla de crisis al unísono: la sanitaria, la económica y la humanitaria»

12 abr 2020 . Actualizado a las 19:41 h.

José Andrés tiene clara cuál es su misión: «Que nadie pase hambre». El chef español, portada de la prestigiosa revista Time de este mes de abril, cree que la pandemia del COVID-19 nos enseña que igual que «no hay muro que detenga el virus, tampoco hay muro que detenga el hambre». Por eso, desde su ONG World Central Kitchen trabaja a destajo para cumplir con sus planes de dar comida hasta a 5 millones de personas diariamente si la crisis así lo requiere. Ahora mismo reparte por el mundo junto a socios locales más de 125.000 comidas diarias. Su objetivo es repartir sólo en España 40.000 diarias y tiene proyectos de contingencia a nivel internacional para ofrecer medio millón.

Y, si la cosa se pone muy fea, llegar a esos 5 millones. Para ello es capaz de instalar una cocina en medio de un devastado Haití o, como ahora en tiempos del coronavirus, en un campo de béisbol de Washington. «A fin de cuentas a mí lo que me importa es que nadie pase hambre, lo digo como ciudadano del mundo y creo que mucha gente compartirá esta simple idea. Porque el mundo está demasiado interconectado y funcionará mejor si no solo me va bien a mí, sino si también a todos los que me rodean», explica José Andrés en una entrevista con Efe, líder latino en EE.UU. muy alejado desde siempre de las tesis de inmigración y muros del presidente Donald Trump.

Desplegado en España

José Andrés lleva más de media vida en Estados Unidos, pero siempre tiene un ojo puesto en España. Con la crisis del coronavirus no ha dudado en poner toda la experiencia de su fundación en catástrofes y situaciones de emergencia para ayudar a los que ahora lo pasan mal en su tierra. Este fin de semana abre cocina en Cádiz, que se sumará a las que ya funcionan en Barcelona, Madrid, Sevilla, Huelva y Valencia, siempre con el apoyo de cocineros locales, uniéndolos a las iniciativas de bancos de alimentos, ONG locales o a servicios municipales.