El cine se prepara ya para un regreso con finales de junio como horizonte

Hollywood desplegará su maquinaria de estrenos a partir de comienzos de julio

«La familia Samuni» es una de las películas que no llegó a estrenarse por el estado de alarma
«La familia Samuni» es una de las películas que no llegó a estrenarse por el estado de alarma

redacción / la voz

La actividad cinematográfica se detuvo en seco con la entrada en vigor del estado de alarma. Se paralizaron los rodajes -aunque en el sector de la animación se han beneficiado del teletrabajo- y las salas echaron el cierre, dejando en un limbo películas que apenas habían sido estrenadas días atrás o cuya salida era inminente.

La exhibición se prepara ya para un regreso a la actividad que, a falta de fechas más concretas, tiene como horizonte finales de junio. Las fases de desescalada del gobierno contemplan reaperturas en torno a un mes antes, con un aforo limitado al 30 %, pero el sector da por hecho que el pleno funcionamiento tardaría todavía varias semanas. Son varios y diversos los factores que incidirán en este calendario, desde la evolución del número de contagios hasta las decisiones que tomen quienes más peso tienen en la industria, como Hollywood y su maquinaria. En ese sentido, las primeras películas norteamericanas que entrarán con fuerza serán Tenet, lo último de Christopher Nolan, y la nueva versión de Mulan de Disney, programadas para el 17 y 24 de julio, respectivamente. Son fechas para Estados Unidos, pero la crisis actual facilitará la simultaneidad global de los estrenos.

En este retorno a la actividad, exhibidores y distribuidores tendrán que sincronizarse. Por su parte, las producciones independientes tienen otros ciclos de vida distintos a los estrenos masivos. En estas salas no descartan recuperar algunos títulos que por culpa de la pandemia no llegaron a pocos espectadores o ninguno. Es el caso de La familia Samuni, un singular filme de Stefano Savona, que Numax tuvo que cancelar por culpa del confinamiento. Desde la distribuidora y sala compostelana valoran que entre las medidas gubernamentales figuren el apoyo a la adaptación de las salas a los nuevos protocolos de seguridad, que, además, se vinculan a la cuota de pantalla reservada a cine europeo.

Esos protocolos son, precisamente, otro de los aspectos que faltan por concretar, ya que todavía se desconoce cuáles serán esas medidas a implementar. Con todo, los exhibidores están tratando de anticiparse a ese protocolo y, como en el caso de Numax, están adquiriendo geles y mascarillas, por ejemplo, o diseñando los flujos de entrada y salida de espectadores para adaptarlos a las normas de distanciamiento social.

En el caso de cines como Yelmo y Cinesa, entre otros, con amplia presencia en Galicia, se añaden las medidas derivadas de su ubicación en centros comerciales, que deberán tener en cuenta e influirán en su actividad.

Y, por último, permanece otra incógnita, que es la de saber cómo se comportará el público, si acudirá a las salas con la normalidad que sea posible o si se impondrá la cautela mientras mejora la situación sanitaria.

Los nominados al Óscar no podrán optar al Emmy

Una de las medidas que adoptó la Academia de Hollywood para paliar los efectos de la crisis en la industria fue permitir que las películas pudiesen optar a los Óscar sin haber cumplido con el requisito preceptivo de su paso por las salas: la emisión en streaming ya es suficiente. Sus homólogos televisivos respaldaron la decisión, pero, a la vez, advirtieron de que estas cintas no serán elegibles para los Emmy. Y Hollywood no admitirá proyectos para televisión.

Comentarios

El cine se prepara ya para un regreso con finales de junio como horizonte